Reino Unido ha respondido a Pedro Sánchez después de que el presidente tachase de "desajustada" la decisión de imponer cuarentenas a los viajeros procedentes de España y desaconsejar los viajes a todo el país por los rebrotes de coronavirus, que ha supuesto un mazazo para el turismo nacional.

"Estamos, con todo respeto, en desacuerdo con la posición del Gobierno español sobre esto", ha indicado este martes el secretario de Estado de Administración Local, Simon Clarke, en declaraciones a la 'BBC', después de que Sánchez aseverase el lunes que es "más seguro" estar ahora en algunos de los destinos turísticos más populares entre los británicos -como Canarias, Baleares o la Comunidad Valenciana- que en el Reino Unido.

"Seguimos trabajando estrechamente con ellos y les deseamos todo el éxito para controlar estos brotes, pero hemos visto un aumento muy marcado de casos en España", ha justificado Clarke.

Estamos en desacuerdo con la posición del Gobierno español"

Simon Clarke, tras las palabras de Sánchez

El secretario de Estado ha hecho estas declaraciones después de que, el lunes, Londres extendiese la recomendación de no viajar a España también a los archipiélagos canario y balear, precisamente después de que el Ejecutivo español solicitase que los viajeros procedentes de las islas estuviesen exentos de cumplir cuarentena.

En este sentido, Clarke ha defendido la decisión de que las medidas operen para todo el país. "Claramente, es necesario tomar medidas a nivel nacional. Siempre habrá desplazamientos internos en España y es importante que hagamos todo lo posible para proteger al público", ha afirmado, después de que Sánchez dijera que, a su juicio, "el error" de Reino Unido ha sido "contemplar la incidencia acumulada del conjunto del país".

Johnson defiende la cuarentena

También el primer ministro, Boris Johnson, ha defendido la cuarentena impuesta a los viajeros llegados desde España, afirmando que el Reino Unido debe protegerse ante "la amenaza de un segundo brote" de coronavirus "en otras partes de Europa".

"Siento decir que, si vemos indicios de una segunda ola en otros países, es nuestro trabajo, nuestro deber, actuar de manera rápida y decisiva para evitar que los viajeros que regresan de estos lugares siembren la enfermedad aquí en el Reino Unido", aseveró.

Es nuestro deber actuar de forma rápida y decisiva"

Johnson defiende las restricciones

Por eso, agregó el líder 'tory', se han tomado las medidas respecto a España y se seguirán tomando "durante el verano" cuando sea necesario, añadió. "Seamos claros sobre lo que está sucediendo en Europa, entre nuestros amigos europeos, y es que se están viendo en algunos lugares indicios de una segunda ola de la pandemia", afirmó.

España se enteró por la prensa

Por otra parte, Sánchez reconoció el lunes que su Gobierno no había recibido aviso previo de las autoridades británicas de que extenderían la recomendación de no viajar a las islas. Preguntado al respecto en la 'Cadena SER', el embajador de Reino Unido en España, Hugh Elliott, ha dicho que "estas decisiones se tienen que tomar rápidamente". "Compartimos la información con la máxima celeridad posible", ha asegurado.

Elliott asimismo ha precisado que la decisión se tomó durante el fin de semana, a la luz de las últimas cifras de contagios, "y se avisó cuando se pudo al Gobierno español sobre esa decisión".

Con respecto a la petición de excluir a Canarias y Baleares de las cuarentenas, el embajador británico ha confirmado que la han recibido. "Valoraremos con mucho cuidado esta solicitud", ha dicho, aunque ha insistido en que, aunque esperan "poder levantar estas restricciones cuando sea seguro, prima la salud pública".

Reino Unido abre la puerta a marcar las restricciones por regiones

Sobre este tema se ha pronunciado también la subsecretaria de Transportes, Charlotte Vere, que ha abierto la puerta a definir las restricciones por regiones en vez de aplicarlas para los países en su totalidad. "Todavía no estamos ahí, pero ciertamente lo estamos mirando", indicó en el Parlamento.

Duración de las cuarentenas

En cuanto a las informaciones, publicadas en 'The Telegraph', que apuntan a la posibilidad de que Reino Unido limite las cuarentenas obligatorias a 10 días, en vez de 14, el embajador británico las ha tachado de "especulaciones". "Hoy por hoy la cuarentena es de 14 días", ha zanjado.

Boris Johnson, en cambio, sí ha reconocido que su equipo "siempre busca maneras de mitigar el impacto de la cuarentena", aunque ha aclarado que, "por el momento, hay que cumplir las directrices que hemos dado, sobre España y otros lugares en el mundo".