Ciudadanos coincide con el PP en que Podemos tiene hambre de plató: "Es una moción de censura artificial creada para para dar el show semanal de este grupo parlamentario". Aunque los populares creen que hay algo más, la disputa por liderar la oposición. "Quieren marcar músculo para disputarle ser el partido de la oposición al Partido Socialista", asegura Andrea Levy.

El PSOE asegura que el Gobierno es censurable pero que esta moción no sirve: "Esta moción de censura no nos lleva a cambiar el Gobierno y eso lo sabe muy bien Pablo Iglesias y Podemos. Ni nos ha llamado". Por eso, los socialistas se abstendrán. "La verdad es que tanto los apoyos que tiene y cómo se ha instrumentalizado la moción son muy escasos para dar esa imagen de alternativa", señala José Luis Ábalos.

Podemos cuenta solo con sus diputados, con Compromís, Bildu y ERC. Insuficiente. "La pelota estará en el tejado del PSOE. Veremos si es el PSOE que le dio la abstención a Rajoy o el que salió de las primarias", ha remarcado Joan Baldoví.

El cofundador de Podemos mete más presión al PSOE: "Tienen el mandato y dicen no, no, tenemos que ser nosotros los gallos de este corral". Monedero es consciente de que la moción no saldrá adelante, igual que los llamados alcaldes del cambio. De momento, quien no se moverá tras la moción será Rajoy de la Moncloa.