El concejal de Compromís en Burjassot (Valencia) Àngel Vázquez ha denunciado en su Twitter haber sido objeto de una agresión homófoba por parte de dos personas que le han dado una paliza "al grito de maricón de mierda".

"Buenas noches. Hoy he ido a cenar con mis compañeros de máster. Ese ha sido mi delito. Ese y llevar el pelo largo. Cuando estaba volviendo a casa, buscando mi coche, me he cruzado con dos energúmenos que me han pegado una paliza al grito de 'maricón de mierda'", ha explicado.

Según ha relatado, mientras le gritaban "marica, asqueroso de mierda" le agredieron y le partieron el labio, las dos cejas y las gafas. "Quitando el susto, estoy bien. Un pequeño derrame ocular, inflamación del labio y sangre por todas partes. ¿Podría haber sido peor? Sí. ¿Que estoy acojonado? También", ha agregado.

 

Tras esta denuncia pública el edil ha recibido numerosos apoyos a través de la misma red social, tanto de ciudadanos anónimos como de compañeros de partido como el alcalde de València, Joan Ribó, quien le ha trasladado todo su "apoyo y ánimos". "Alguien está dando alas al fascismo y todos sabemos quién es", ha agregado.

El vicealcalde Sergi Campillo ha calificado de "increíble" que "pasen estas cosas en el 2019" y la concejala Luisa Notario también ha lamentado que "la LGTBIfobia ha cobrado legitimidad por los discursos de odio de la extrema derecha y sus socios", y ha manifestado todo su "apoyo" al edil y la condena a la agresión.

El senador de Compromís Carles Mulet ha mostrado su apoyo y ha instado a trasladar el caso al Gobierno central porque "hay que acabar con esta impunidad", mientras el conseller de Educación, Vicent Marzà, le ha trasladado "ánimo y mucha fuerza".