El Gobierno tiene la intención de mantener el estado de alarma durante el tiempo que dure el proceso de desescalada. Por el momento, se mantendrá hasta el 24 de mayo, tal y como se acordó tras la última votación en el Congreso de los Diputados.

No obstante, el Gobierno inició ya durante el fin de semana los contactos con los grupos parlamentarios para pedir que la medida se prorrogue una última vez y durante un mes más, hasta el 24 de junio.

Esta quinta prórroga del estado de alarma que defiende el Ejecutivo estaría enfocada a la desescalada. Además, incluiría algunos cambios, como por ejemplo, el de dotar a las autonomías de mayor poder de decisión.

Según fuentes a laSexta, esa nueva prórroga sería más suavizada, con más cogobernanza. Confían en contar de nuevo con los apoyos de Ciudadanos y del PNV.

Como ya han defendido sus dirigentes en numerosas ocasiones, el Gobierno consideran que la restricción de la movilidad es un factor clave a la hora de encaminarnos hacia la "nueva normalidad". "No es un capricho, es una necesidad derivada de la pandemia sanitaria", sostenía hoy María Jesús Montero.

Pérdida de apoyos en la última ampliación

En la última votación a la prórroga del estado de alarma (hasta el 24 de mayo), el Gobierno contó con los votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, PRC, Teruel Existe, Compromís y Nueva Canarias.

Pero no consiguió los apoyos fácilmente, pues para obtener un resultado favorable en el Congreso, el Ejecutivo negoció 'in extremis' con Ciudadanos, cuyos votos fueron claves.

En total, la prórroga de la medida obtuvo 178 votos a favor frente a las 97 abstenciones, entre las que se encontraban las de los diputados del Partido Popular, y los 75 votos en contra de Esquerra Republicana, Junts per Catalunya, la CUP y Vox.

Ciudadanos y PNV no garantizan su 'sí'

Algunas de las formaciones que dieron su 'sí' a la prórroga anterior advirtieron que ese no sería su posicionamiento permanente. Es el caso de Ciudadanos y PNV, cuyas votaciones facilitaron la prórroga.

"Es una prórroga para 15 días, no para tres meses".

Inés Arrimadas, líder de la formación naranja, advirtió que su formación apoyaba "una prórroga para 15 días, no para tres meses", al considerar que no se puede mantener una medida excepcional "como algo permanente".

Tras conocerse la voluntad del Gobierno de mantener la medida un mes más, Arrimadas ha recalcado que Ciudadanos no asegura "ningún apoyo a iniciativas del Gobierno si no van precedidas de diálogo y negociación para cada una de ellas".

"Ciudadanos reitera que seguirá siendo exigente con el Gobierno y con las condiciones pactadas, pero pensando en el interés general de los españoles siempre en cada votación en el Congreso", apuntan desde el partido.

 

En la misma línea valoraba Aitor Esteban, portavoz del PNV, el mantener la prórroga hasta el 24 de mayo. "Quizás no todas las fases necesitan del estado de alarma", aseguró al tiempo que instó al Gobierno a replantearse la situación.

Un argumento que ha reforzado hoy al considerar que "el estado de alarma tal y como lo hemos conocido está agotado". "Estamos trabajando para que aunque se llame estado de alarma sea radicalmente diferente. Hay que modularlo. Mantener el control de la movilidad pero en lo demás que imperen las normas habituales", avanzaba el político.

También ERC se ha pronunciado sobre la posibilidad de una nueva prórroga. Si en la anterior votación se constataba su 'no', afirmando Gabriel Rufián que "no es un no de ERC a la prórroga, sino un no a su prórroga", ahora los republicanos condicionan su voto a reactivar la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el catalán y a que se ponga fin al mando único. Algo en lo que Moncloa parce estar trabajando al anunciar más peso para las autonomías en este nuevo estado de alarma.

Casado reitera su 'no' y propone un "plan B"

Por su parte, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha vuelto a indicar que su formación votaría 'no' si se llevase al Congreso una nueva ampliación. "No hay excusa para mantener a toda España en situación de excepcionalidad constitucional", defiende el líder 'popular'.

En cambio, propone un "plan B" al plan de desescalada desatollado por Ejecutivo que tacha de "caótico y partidista". Este proyecto, 'Activemos España', plantea medidas como la obligatoriedad del uso de mascarillas cada vez que se sale a la calle, la prórroga de los ERTE hasta diciembre de 2020 o un pacto de estado en Sanidad.