El Ayuntamiento de Madrid ha firmado un contrato de emergencia para la limpieza de los centros educativos de la capital tras el paso de la borrasca Filomena, de manera que puedan reabrir tras la intensa nevada que ha provocado la suspensión de las clases presenciales en toda la región.

Fuentes de la Vicealcaldía a laSexta confirmaban este viernes por la mañana que se trata de un contrato de emergencia para limpiar 80 colegios al día, después de que las consecuencias del temporal obligaran a la Comunidad de Madrid, que en principio anunció un cierre de colegios para el lunes y el martes, a posponer la reapertura hasta el próximo lunes, 18 de enero.

Posteriormente, la vicealcaldesa Begoña Villacís ha confirmado la firma de un contrato de cuatro días con la empresa Tragsa, una colaboración que puede ser ampliada y que ya trabaja desde hoy, viernes. Según ha detallado, la operativa comprende 250 colegios y 70 escuelas infantiles y "la idea es conseguir hacer 80 colegios por día".

"El reto es poder empezar la semana que viene, si es posible el lunes", ha indicado Villacís, que no obstante ha reconocido que esto es "complicado" y que así se lo ha trasladado a la Consejería de Educación. En cualquier caso, ha aseverado, "si un colegio no está asegurado no podrán entrar alumnos". "No vamos a poner a ningún alumno en riesgo", ha insistido.

En este sentido, ha agradecido la labor de las asociaciones de padres que están limpiando accesos, pero ha advertido de que no se puede delegar en ellos. Por eso, ha dicho, se ha optado por limpiar 80 colegios al día para "tratar de llegar si no al lunes, al martes, para que los niños puedan volver al cole seguros".

Ayer, jueves, la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ya admitió que algunos colegios de la región podrían no estar preparados ya el lunes. Por su parte, el consejero de Educación, Enrique Ossorio, indicaba ese mismo día que 1.754 centros educativos de la región precisaban limpiar las vías públicas de acceso por la nieve y el hielo, más de la mitad de todos los centros de la Comunidad.

Además de con el refuerzo de 200 efectivos de Tragsa, el Ayuntamiento contará con ayuda de 213 de las Brigadas de Extinción de Incendios, venidas desde diferentes puntos de España, para limpiar los accesos a los centros educativos, sus interiores y, si fuera necesario, retirar ramas y árboles caídos, según ha detallado hoy Villacís.