La reapertura de los centros educativos de Madrid tras el parón de las vacaciones navideñas se producirá el próximo lunes 18 de enero. Las consecuencias de la borrasca Filomena ya habían provocado que la vuelta al cole se retrasase dos días, pero ahora las autoridades han decidido que durante esta semana tampoco se abran los centros, mientras se trabaja por retirar la nieve de calles y carreteras.

"Suspendemos todas las clases presenciales en la Comunidad de Madrid hasta el lunes 18. Serán telemáticas desde este miércoles 13", es el anuncio de Ayuso a través de redes sociales, donde ha aclarado que "es necesario arreglar desperfectos y garantizar una vuelta segura a las aulas tras el temporal de nieve y frío".

 

Por su parte, Ignacio Aguado ha anunciado que también se ha decidido suspender también las clases presenciales universitarias en la Comunidad de Madrid hasta el próximo 18 de enero. "Las condiciones climatológicas nos obligan a tomar precauciones para garantizar la seguridad de todos nuestros alumnos. Gracias por la comprensión", ha publicado en Twitter.

Esta misma mañana, la presidenta de la Comunidad de Madrid aseguraba que su intención sobre las clases en los colegios era "recuperarlas el viernes". Pero el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Alemida, había anunciado que se estudiaría la reapertura de los centros para estudiar si era necesario retrasarla "algún día más" para "adoptar todas las precauciones" y analizar "los daños que se hayan podido producir" en los colegios.

Según explican desde la Comunidad, más de 50 ayuntamientos han solicitado esta prórroga para la vuelta a la actividad presencial. Para garantizar que los centros educativos se revisan adecuadamente y se ponen en funcionamiento de manera correcta, el Ejecutivo regional han dado una serie de indicaciones para los centros, como la de que la calefacción debe conectarse para asegurar su funcionamiento y el mantenimiento de las condiciones térmicas de las aulas. Además, recomendable conservar la temperatura interior mediante la bajada de persianas u otros

También piden evitar la sobrecarga del suministro eléctrico mediante el uso de aparatos adicionales para los que no está adaptada la instalación eléctrica y tener los móviles con batería por cualquier percance que pueda ocurrir.

Además, a la nieve, ahora hay que añadir las heladas por bajas temperaturas, una condición que el gobierno regional también ha tenido en cuenta a la hora de mantener los centros educativos cerrados durante toda la semana.