Pese a que la actividad parlamentaria en el Congreso de los Diputados ha entrado en una fase de hibernación tras decretarse el estado de alarma por el coronavirus, los políticos siguen cobrando la indemnización que compensa loss gastos de ejercer su actividad en Madrid.

Los diputados y los senadores reciben una asignación mensual (sueldo base) de 2.981,86 y 3.050,66 euros, respectivamente , a lo que se suman complementos según la tarea que desempeñan en la Cámara (portavocías o puestos de mesa).

Pero también tienen derecho a "las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función". Ahí se incluye una indemnización mensual para "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara", que no tributa a Hacienda y que cobran hasta los miembros del Gobierno que tienen escaño.

Los diputados reciben entre 900 y 1.900 euros de complementos

Se trata de 917,03 euros para los diputados electos por Madrid y de 1.921,20 euros para los del resto de circunscripciones, cantidades que en el Senado se elevan a 933,78 para los once de Madrid y 1.958,02 euros parta los demás. En total, cada mes el Congreso dedica a estas dietas un total de 635.265,71 euros y el Senado otros 505.650,64 euros, unas dietas que siguen abonándose a pesar de que siguen en sus casas.

Tras conocer los datos del paro de marzo, el primero que recoge datos del confinamiento, el diputado socialista Odón Elorza ha enviado una carta a Meritxell Batet pidiendo que la Cámara no le abone esa indemnización de 1.900 euros como gesto ético ante la gravedad de la pandemia. Además, el resto de parlamentarios socialistas donarán esta dieta para la causa de la lucha contra el Covid-19.

 

En este sentido, la CUP ha enviado una petición a la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, para que la Cámara no abone este mes esa indemnización y que dedique ese dinero a hacer una donación a la sanidad pública para combatir el coronavirus.

Una petición que estudiará la Mesa del Congreso dado que la Cámara ha entrado en una fase de hibernación tras decretarse el estado de alarma. Se trata del primer partido que se ha dirigido formalmente a la Cámara proponiendo esta medida, aunque ya se habían pronunciado a favor otras formaciones como el PRC, Foro Asturias y Junts per Catalunya.

Batet propone que donen lo ahorrado a la lucha sanitaria

La presidenta del Congreso llevará a la próxima reunión de la Mesa de la Cámara una propuesta para destinar a la lucha contra la pandemia del coronavirus el dinero que se ha ahorrado la institución con del parón de la actividad parlamentaria que ha ocasionado el estado de alarma.

En este sentido, Meritxell Batet ha encargado a la Secretaría General del Congreso que realice una estimación mensual del ahorro que esta emergencia sanitaria está suponiendo en los gastos de la institución por todos los conceptos, incluidos, entre otros, los gastos de desplazamiento de los diputados a Madrid y que se han dejado de abonar ante la disminución de la asistencia de sus señorías a los Plenos.

De forma paralela, la tercera autoridad del Estado ha pedido a los servicios jurídicos del Congreso que estudien la fórmula jurídica que permita transferir las cuantías ahorradas para que puedan destinarse al combate de esta pandemia.

Si bien, la presidenta del Congreso ha recordado que no puede decidir unilateralmente dejar de abonar, total o parcialmente, las retribuciones de los parlamentarios y que estas, a diferencia de otros parlamentos, no están vinculadas a la asistencia a las sesiones.