La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirán este lunes a las 12:00 horas en la sede de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol. La reunión tendrá como principal objetivo doblegar la curva de contagios por coronavirus en la Comunidad de Madrid, que está disparada. Se confirma así la disposición de ambos líderes políticos para tratar conjuntamente la pandemia después de que este jueves el presidente del Gobierno remitiera una carta a Díaz Ayuso en la que le instaba a mentener ese encuentro para "reforzar los mecanismos de cogobernanza".

"Desearía tener oportunidad de estudiar conjuntamente el modo de reforzar esos esfuerzos y medios que pueda aportar el Gobierno de la nación con el fin de superar cuanto antes los momentos críticos que atraviesa la región en beneficio de sus ciudadanos", afirmaba el líder del Ejecutivo en esa misiva a la que tuvo acceso en primicia laSexta.

Sánchez señaló que acudiría "encantado" a la Puerta del Sol para su encuentro con la presidenta regional, como así será finalmente. "Para que pudiéramos abordar in situ estos asuntos estaré encantado de desplazarme a las dependencias de la presidencia regional de la Comunidad de Madrid", rezaba la carta, a la que Ayuso respondió recordando que su Gobierno ya había pedido a través de cuatro cartas una reunión con el presidente: "La Comunidad de Madrid ha estado demasiado tiempo sola. Celebro que el presidente del Gobierno acceda por fin a reunirse conmigo".

En esta línea de cercanía y diálogo se expresó también el presidente del Gobierno durante la entrevista concedida a laSexta Noche, donde insistió en que no acudirá al encuentro con la presidenta de la región madrileña con "intención de tutelar ni de sustituir a nadie". Y añadió: "Nosotros pondremos a disposición todos los recursos que tiene el Estado para resolver y doblegar la curva en Madrid".

"Tenemos que apartar la lucha partidista de la lucha contra el virus", declaró al periodista Iñaki López Pedro Sánchez, que además se mostró tajante en este razonamiento: "Tenemos un enemigo común. La gente no se contagia en función de la ideología, hay que arrimar el hombro".

El plan de Madrid contra el coronavirus

La Comunidad de Madrid ya ha activado las nuevas restricciones que se han aplicado en un total de 37 áreas sanitarias para frenar la curva de contagios de coronavirus. Unas medidas que se han teniendo en cuenta en función de las zonas básicas de salud, y no los distritos o los municipios, según ha destacado el Gobierno de la Comunidad.

Las zonas afectadas en Madrid capital son: Puerta Bonita, Vista Alegre y Guayaba, en Carabanchel; Almendrales, Las Calesas, Zofío, Orcasur y San Fermín, en Usera; San Andrés, San Cristóbal, El Espinillo y Los Rosales, en Villaverde; la zona básica de Villa de Vallecas; Entrevías, Martínez de la Riva, San Diego, Numancia, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Ángela Uriarte, Alcalá de Guadaira y Federica Montseny, en el distrito de Puente de Vallecas; y Doctor Cirajas, Ghandi, Daroca y La Elipa, en Ciudad Lineal. Los municipios afectados son: Fuenlabrada, Humanes, Moraleja del medio, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.

Sin embargo, parece ser que desde el propio Gobierno no descartan que esta nueva serie de restricciones no sean del todo eficaces. Así, al menos, lo dejó entrever el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, que en una entrevista concedida al diario 'ABC' destacó, un día antes de la puesta en marcha de este protocolo de seguridad sanitario, que "si es necesario cerrar Madrid, se hará".