Las autoridades de Castilla y León han informado de que el incendio que está asolando varios municipios de Ávila presenta una evolución favorable con partes del perímetro estabilizadas. Pero todavía siguen produciéndose reactivaciones del fuego en diferentes puntos, especialmente en Navalacruz, donde continúa activo en nivel 2.

Medios aéreos y terrestres trabajan sin descanso en la extinción del fuego, declarado este fin de semana entre Navalacruz y Cepeda de la Mora y que ha quemado ya alrededor de 12.000 hectáreas con un perímetro de 40 kilómetros.

Se trata de zonas de montaña y propiedades como pajares que han quedado completamente calcinados. Sin duda, la peor parte se la lleva el ganado y muchos animales han muerto a pesar de los esfuerzos de los ganaderos.

Según la cuenta especializada @eforestal, el incendio podría alcanzar las 20.000 hectáreas de perímetro, según los puntos calientes detectados. Hasta el 1 de agosto, en todo 2021 habían ardido 40.000 hectáreas en todo el país, lo que supone que en un solo incendio en un fin de semana podría haberse quemado la mitad de todo lo arrasado en todo el año.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunciaba una mejora de la situación y un "cierto control del perímetro", aunque tanto las dotaciones de bomberos como las autoridades y los vecinos de la zona no relajan su preocupación.

 

Las tareas de refresco del terreno, desde tierra y desde aire y la creación de cortafuegos que hacen los propios vecinos son ahora las labores fundamentales en el incendio. Las piscinas de localidades como Navatalgordo y Navalacruz son las aliadas de los servicios de emergencia.

Otros incendios que preocupan

El de Ávila, aunque es el más importante por su extensión, no es el único incendio que preocupa en España. En El Paso, en La Palma, el fuego avanza sin control y las rachas de viento, de hasta 70 km por hora, están empujando las llamas hacia el municipio vecino de Los Llanos de Aridane.

Por la zona pueden verse grades columnas de humo y más de 100 personas han tenido que ser evacuados. El incendio ha pasado a nivel 2 y se ha producido, además, en unas condiciones meteorológicas muy adversas con temperaturas de 42 ºC. En las próximas horas se incorporará al dispositivo la Unidad Militar de Emergencias.

Los bomberos trabajan muy duro también en este otro incendio de Huelva, originado en Lucena del Puerto. Las pendientes del terreno, el fuerte viento y la abundante presencia de combustible están complicando aún más la situación

Desde el aire también se puede ver una inmensa nube de humo invade la zona. El incidente ha obligado al desalojo de varios vecinos y las autoridades recomiendan a la población que permanezca en sus casas y que cierren puertas y ventanas.

En San Felices de los Gallegos, Salamanca, hay varios focos que continúan activos en otro incendio y se ha declarado el nivel 1. Por el momento, se han visto afectadas ya más de 30 hectáreas.

Y en Tarifa, Cádiz, el fuego aún no está controlado pero sí estabilizado. Se han quemado casi 200 hectáreas y el centenar de vecinos que tuvieron que ser desalojados ya han podido volver a sus casas.