La batalla interna por el control del Partido Popular de Madrid sigue sin cesar. Isabel Díaz Ayuso, que ha repetido hasta la saciedad que va a postularse para liderarlo, sigue insistiendo en que se celebre el congreso cuanto antes.

Una petición que desoyen desde Génova, que no la quieren liderando el partido regional y que siguen apostando -de puertas para adentro- por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Él, mientras tanto, sigue echando balones fuera cuando es preguntado por su candidatura.

Ahora, la presidenta de la Comunidad se ha mostrado dispuesta a integrar a Almeida en su lista para liderar el partido. En una entrevista en 'OkDiario', Ayuso aseguró que "claro" que integraría al alcalde porque "siempre ha contado con él en todo".

Este martes, el alcalde ha sido preguntado por esta cuestión y ha asegurado que no ha recibido "ninguna noticia al respecto". "No me ha llegado ninguna invitación a ser el secretario general del PP de Madrid. Me parece fenomenal que Ayuso se presente, pero hablaremos del congreso cuando toque hablar del congreso", ha dicho.

Almeida, que apunta que no va a entrar "en hipótesis", sigue en su línea de mostrarse neutral de cara a la galería. En cualquier caso, fuentes del PP aseguran a laSexta que en la famosa comida entre Ayuso y Alemida, la presidenta le comunicó al alcalde que quería a Alfonso Serrano como secretario general.

La presidenta, que intentó dar imagen de unidad con el alcalde durante la festividad de la Almudena en Madrid -con abrazo incluido-, llegó a admitir que "es evidente que la situación es complicada".