El candidato de Unidas Podemos y líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha denunciado un "mensaje fascista" contra su formación en La Puebla Almoradiel, en Toledo, donde han aparecido colgados 16 conejos muertos sobre sus carteles electorales.

"Unos miserables y malnacidos nos han dejado un mensaje fascista en Puebla de Almoradiel, en Castilla-La Mancha", ha escrito el diputado en su cuenta de Twitter. "No les tenemos miedo y seguiremos defendiendo con todas las fuerzas una España feminista y ecologista", ha añadido sobre esta acción, de la que se desconoce la autoría.

 

En el mencionado pueblo toledano gobierna precisamente IU, en coalición con Ganemos. El Consistorio comunicará el incidente a la Junta Electoral de Zona y ya lo ha denunciado ante la Guardia Civil, según recoge 'eldiario.es'. El alcalde de la localidad, Alberto Tostado, ha condenado este "acto de mal gusto y deleznable" que, a su juicio, "no tiene cabida en un Estado democrático, de respeto y de libertad de expresión".

De acuerdo con dicha publicación, los cadáveres de los animales aparecieron en un espacio público del pueblo que el Ayuntamiento había habilitado para que los partidos pongan su propaganda electoral.