El último debate electoral en el que participan los candidatos a las elecciones catalanas se ha iniciado marcado por la polémica generada a raíz de la decisión de Salvador Illa, candidato del PSC, que no se realizó una prueba para comprobar si tiene el coronavirus antes del debate de TV3. De nuevo, algunos de sus contrincantes electorales le han reclamado esa prueba para el debate de hoy, y de no hacerlo, le han pedido que abandonase el plató de El Debat.

Laura Borràs, representante de JuntsxCat, le ha culpado de "no cumplir con los protocolos", algo que ha tachado de "irresponsabilidad". Por ello, le ha pedido que abandone el plató por respeto, "pero como no lo va a hacer, protéjanos a todos y póngase la mascarilla", le ha instado la candidata.

Borràs también le ha reprochado a Illa "la cifra de muertos que ha dejado a sus espaldas y los lugares de trabajo que se han perdido", durante su mandato en Sanidad.

Que diga si tiene temor a ser positivo o es que sabe que no es positivo porque ya se ha vacunado"

Carlos Carrizosa

"¿Por qué tenemos que tener a una persona que se niega por una razón desconocida a someterse las mismas pruebas que nosotros?, ha añadido Carlos Carrizosa al debate. El candidato de Ciudadanos le ha pedido del mismo modo que se ponga la mascarilla. "Que nos diga si tiene temor a ser positivo y no quiere explicitarlo o es que sabe que no es positivo porque ya se ha vacunado, esto nos lo tiene que explicar", ha subrayado Carrizosa.

También Alejandro Fernández, candidato del PP ha hablado de "falta de compañerismo" al "negarse a ponerse la mascarilla" e incluso le ha retado a que se haga un test en el plató.

El exministro de Sanidad y candidato del PSC ha explicado que este tipo de pruebas PCR o de antígenos "se tienen que hacer en supuestos de que tenga síntomas o haya sido contacto estrecho de un positivo", y que él no cumple ninguna de esas características.

Es un protocolo que, justifica, ha estado pidiendo a los españoles que se siga durante muchos meses. "La ejemplaridad pasa por no tener privilegios, hago exactamente lo que pedimos a los ciudadanos", ha añadido.

Elevando el tono y visiblemente molesto, el candidato socialista ha considerado que hasta ahora iban "todos contra Illa", y se ha pasado a "contra Illa vale todo, incluso la calumnia".

Illa también ha reiterado lo que momentos antes del debate clarificaba el ministerio de Sanidad, respondiendo a una pregunta de Transparencia hecha por 'eldiario.es': que no se ha vacunado ni recibido dosis de ninguna vacuna. "Claro que no me he vacunado. Hoy he autorizado que se hagan públicos mis datos personales y en el registro de COVID-19 no consta que yo he me haya vacunado".

En el documento de Sanidad, el secretario general de salud digital, información e innovación del Sistema Nacional de Salud, Alfredo González, ha asegurado que Illa "no ha recibido dosis alguna de la vacuna para hacer frente al COVID".