El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa, ha zanjado la polémica generada tras su rechazo a realizarse una PCR antes del debate de TV3 en su primera intervención en 'El Debat' moderado por Ana Pastor en laSexta.

El exministro ha afirmado con rotundidad que no se ha vacunado, tal y como insinuaron PP y Ciudadanos: "Claro que no me he vacunado. Hoy he autorizado que se hagan públicos mis datos personales y en el registro de COVID-19 no consta que yo he me haya vacunado", ha insistido en referencia al certificado emitido por Sanidad en el que se niega que el exministro haya recibido ninguna dosis de las vacunas contra el COVID.

Además, Illa ha asegurado que no quiere "sobreactuar" y que ya hubo un debate anterior en el que no se hicieron la prueba ninguno de los candidatos. "He estado muchos meses pidiéndole a los españoles que se siguieran los protocolos que dictamos las autoridades sanitarias. Establecen que las PCR o las pruebas de antígenos se tienen que hacer en los supuestos de que alguien tenga síntomas, y no los tengo, o haya sido contacto estrecho de un positivo, y no lo he sido", ha explicado.

En este sentido, ha afirmado que "si hasta ahora estábamos en el 'todos contra Illa' ahora estamos en el 'contra Illa vale todo', incluso la calumnia". El candidato se ha mostrado así de contundente después de que la candidata de Junts Per Cat, Laura Borràs, le instara a marcharse del plató si no se ponía la mascarilla.

En este sentido, el 'socialista' ha aquejado la "calumnia" de sus opositores, a los que ha instado a "disculparse ante los catalanes por la calumnia que están difundiendo".