Las personas que deseen ponerse la segunda dosis de AstraZeneca y no la de Pfizer tendrán que firmar un consentimiento para hacerlo. Eso es lo que ha concluido el Comité de Bioética de España, se ha pronunciado sobre la posibilidad de que los menores de 60 años que recibieron una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca rechacen recibir la segunda dosis de la farmacéutica Pfizer después de que un ensayo del Instituto Carlos III avalara la seguridad y eficacia de esta combinación.

Según ha explicado en un comunicado, quienes rechacen recibir la segunda dosis de Pfizer para continuar con la pauta de AstraZeneca tendrán que firmar "un protocolo de consentimiento informado específico, que acredite documentalmente tanto su rechazo a la vacunación en tal esquema como que disponen de suficiente información sobre el riesgo de síndrome de trombosis con trombocitopenia asociado a la vacuna Vaxzevria".

Aun así, destaca el documento, "ello no supone alterar o renunciar, en modo alguno, al criterio general de consentimiento para la vacunación frente al COVID-19".

El Comité de Bioética respalda así lo aprobado en el Consejo Interterritorial: permitir a los menores de 60 años recibir la pauta completa de AstraZeneca previo consentimiento informado.

Actualmente, miles de personas menores de 60 años esperan recibir la pauta completa de la vacuna contra el COVID tras haber sido inoculados con una primera dosis de AstraZeneca y después de que se desaconsejara el uso de esta vacuna en los menores de dicha edad.

El 30 de abril, la Comisión de Salud Pública acordó ampliar de 12 a 16 semanas el intervalo de tiempo para administrar la segunda dosis a las personas menores de 60 años que habían recibido la primera dosis con AztraZeneca, hasta disponer de más información.

Posteriormente, en el pleno del Consejo Interterritorial de 19 de mayo, se acordó que aquellas personas que rechazaran esta vacunación pudieran ser vacunadas con AstraZeneca previo consentimiento informado. Una opción que avala ahora el Comité de Bioética.