Pablo Casado solicitará "legitimación para presentar un recurso contra los indultos" a los líderes del procés porque, dice, es una "parte afectada". Así lo ha indicado en una entrevista en 'Onda Cero', en la que también ha asegurado que no admite la legalidad de esta medida.

El líder de los 'populares' ha defendido que es "parte afectada" porque, según el informe de la Guardia Civil, figuraba entre los objetivos de los CDR, los Comités de Defensa de la República, a los que relaciona con los presos independentistas que van a salir de prisión.

"Un juez ha tomado declaración a unos CDR que reconocieron que me investigaban para atentar. Podemos decir que son la continuación del 1-O, a los que Torra decía que 'apretaran'. Podemos decir que somos parte perjudicada", ha argumentado en esta entrevista.

Preguntado por la legalidad de esta medida, ha señalado que "no la admite" porque "la ley de indultos del siglo XIX deja claro que el Ministerio Fiscal o el tribunal sentenciador tiene algo que decir". También ha vuelto a incidir en que Pedro Sánchez "decía 'no' a más indultos políticos", algo que no está cumpliendo ahora.

Si quiere reencuentro, ahí está la Constitución y la ley; si quiere otra cosa, ahí está la ley"

Precisamente, para el líder de la oposición el presidente del Gobierno es el culpable de la situación, algo que dice se ha demostrado con la marcha de Iglesias, y le acusa de actuar "a título personal y egoístamente para permanecer en el poder". "Si quiere reencuentro, ahí está la Constitución y la ley; si quiere otra cosa, ahí está la ley", ha destacado en un discurso muy duro.

Ya este lunes defendió tras conocer la medida que la solución pasaba por su partido y por ganar las próximas elecciones. Su propuesta, ha dicho hoy, "es la que da la Constitución" y, a su juicio, que "Cataluña salga de esta espiral de desempleo no requiere de una modificación de marco legal y territorial", sino que "se puede hablar".

A este respecto, ha manifestado que no se plantea reformar el marco territorial porque "lo que se quiera decidir para España tenemos que decidirlo todos los españoles". En este sentido, se ha preguntado que "quién es catalán, el que está empadronado o el que tiene ocho apellidos catalanes". A su juicio, la independencia es solo una "estratagema política" y el líder del Ejecutivo lo está utilizado "para cambiar el sistema de la Constitución que aborrece".

Como ya lo hizo anteriormente, Pablo Casado ha vuelto a cargar con los empresarios que se han mostrado a favor de esta medida de gracia. Cuestiona que el Ejecutivo pacte "todo con los empresarios y los sindicatos" porque "la soberanía" no reside en ellos. "Lo que estoy diciendo es que (los empresarios) no representan a nadie. Resulta que ahora todo se va a pactar con las ONG, la sociedad civil, los empresarios y los sindicatos. La soberanía nacional reside en el pueblo español, en su conjunto representado por senadores y diputados", ha sentenciado al respecto.

En la misma línea se ha pronunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha asegurado en un mensaje en su cuenta de Twitter que Sánchez ha "humillado a España" con los indultos. Una decisión la de concedérselos a los presos del procés, ha dicho, que "lejos de traer concordia, fortalece el separatismo y la división social".

La tensión tras el anuncio de Sánchez ha llegado hasta el Senado, donde se ha vivido una bronca sesión de control. Miquel Iceta se ha preguntado en tras una interpelación de la popular María Salom si "cuando Aznar indultó a 15 terroristas de Terra Lliure humilló a España". Tras ello, el ministro de Política Territorial ha indicado contundentemente que "no habrá referendum de autodeterminación".

"Nosotros queremos concordia, ustedes siembran discordia", ha espetado Iceta dirigiéndose al Partido Popular, al que ha acusado con su "actitud tradicional" de comportar "una consulta ilegal, un referéndum ilegal y una declaración unilateral de independencia". "Eso es lo que hizo una política de esperar y ver", ha zanjado.

Ciudadanos también recurrirá: "No nos vamos a arrodillar"

La formación naranja, junto a la extrema derecha, es la única que apoya la tesis de Pablo Casado. También presentará un recurso ante el Tribunal Supremo contra los indultos porque, según ha defendido su presidenta, no se van a "arrodillar ante los independentistas".

Inés Arrimadas ha acusado a Sánchez de "humillar a todas esas familias que pasaron miedo y a las empresas", a las que, a su juicio, "Pedro Sánchez está escupiendo en la cara". Cree que la única utilidad que tiene esta medida es para "la legión de enchufados y el chiringuito de separatistas" y defiende que los indultos "no borran el sufrimiento de los catalanes".

Al igual que Casado y Abascal, cree que esta decisión responde a un interés personal del presidente del Gobierno porque "necesita los votos" de los independentistas para continuar gobernando. También ha defendido que los políticos no pueden decidir "quién entra y quién sale de la cárcel", sino que esto corresponde a los jueces.

La portavoz adjunta de Vox en el Congreso, Macarena Olona, también ha anunciado que su partido recurrirá esta medida de gracia ante el Alto Tribunal. Lo harán, señala, alegando que "hay una desviación de poder" porque el Ejecutivo "estaría utilizando potestades administrativas para fines distintos previstos en el ordenamiento jurídico".

Una vez cuenten con una sentencia, dice, la formación de extrema derecha se querellará contra todos los miembros del Gobierno que voten a favor de los indultos. Así lo ha indicado en una entrevista en 'La Mañana de Federico'.

El resto de partidos cree que Casado "se está quedando solo"

Todos los partidos, a excepción de los 'populares', Vox y Ciudadanos, aprueban el paso del Gobierno para que los independentistas condenados salgan de prisión.

Es el caso de Más País, que cree que "hay un conflicto de naturaleza política y los indultos son el primer paso". Íñigo Errejón cree que "el Gobierno piensa más en la convivencia que en lo que sucederá en la próxima encuesta" y que el líder del PP "se está quedando solo en una esquina con la extrema derecha". A su juicio, Pablo Casado está confiando el crecimiento de su partido a que "las relaciones entre Cataluña y el Ejecutivo se agraven".

En la misma línea se ha pronunciado Joan Baldoví, que también se ha pronunciado partidario de los indultos. El diputado de Compromís dice no saber si será la solución pero sí defiende que hay que dar un primer paso. Así, ha visto con buenos ojos esta medida y que "haya un primer paso". Él también considera que el líder de la oposición "se está quedando atrás" y está siendo superado por "el Congreso, los sindicatos, los empresarios y el Consejo de Europa".

Los partidos piden a Casado que se aleje de la "crispación" y ejerza el papel de la "derecha constitucional"

Y es que este mismo lunes, después de que Sánchez anunciara que se aprobarían los indultos, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa pidió la excarcelación de los líderes independentistas condenados, así como que se reformen los delitos de sedición, rebelión y malversación, y que se retiren las euroórdenes contra Carles Puigdemont y el resto de líderes que salieron del país.

La diputada de Unidas Podemos Aina Vidal también ha defendido que este es el "primer caso para resolver el conflicto político", una medida que su formación reclamó "en solitario hace muchísimo tiempo". A este respecto, ha celebrado "el giro del PSOE" y que Sánchez hable de "nuevas vías de resolución". Ella también se ha referido al líder del PP para pedirle que deje atrás "la crispación" y ejerza "el papel de derecha constitucional".

Más allá ha ido la diputada de la CUP Mireia Vehí, que cree que "esto va a suponer un cambio vital" para los encarcelados, "pero no va a solucionar el conflicto" catalán. En este sentido, le ha instado a Pedro Sánchez a "poner las urnas" porque, dice, "los catalanes quieren un referéndum" respecto a la independencia.

Algunos portavoces creen que los indultos no solucionan todo el problema, pero sí son el primer paso para hacerlo

Por su parte, Miriam Nogueras, la diputada de Junts per Catalunya, ha exigido la "liberación de los presos, la vuelta de los exiliados y el fin de la represión" por lo que, considera, "sus ideas independentistas". Asimismo, ha señalado que el Partido Popular "ya roza el ridículo porque no se dan cuenta de que van en otra dirección". En este sentido, les ha llamado a "leerse el informe del Consejo de Europa", citado anteriormente, y mirar a lo que está pasando a su alrededor.

La diputada de ERC Carolina Telechea ha aquejado a los 'populares' que para su grupo parlamentario sea más grave "la sedición que una corrupción con desfalcos millonarios o un acto de terrorismo". Asimismo ha destacado que los indultos "no son la solución definitiva", son "una enmienda a una situación injusta, pero en ningún caso resuelven el conflicto".

Para el diputado del PDeCAT Ferran Bel, los de Casado están siguiendo "una estrategia incomprensible en relación a Cataluña" y considera que las declaraciones del presidente del partido cuestionan al Gobierno, a la Generalitat y a la sociedad civil. Es por eso que cree que "la estrategia le saldrá mal". "No se puede gobernar España teniendo a toda Cataluña en contra", ha añadido al respecto.

También se ha pronunciado a favor de la excarcelación de los líderes del 'procés' el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. El diputado de la formación vasca cree que los indultos "son necesarios". Cree que esta medida "no solucionará todos los problemas, pero sin ellos no se solucionará nada".