El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado este miércoles la creación antes de verano de un sistema de control de precios de alquiler.

Según ha dicho, verano es el límite que se ha puesto su departamento para llevar al Congreso la iniciativa legislativa que permitirá a comunidades autónomas y ayuntamientos limitar de manera coyuntural y temporal los precios del alquiler en las zonas tensionadas como el centro de Madrid, donde los precios complican a los jóvenes poder vivir en la ciudad.

El titular de Agenda Urbana ha hecho este anuncio en su comparecencia en el Congreso para avanzar las líneas generales de su cartera en esta legislatura.

Ha sostenido que el control de precios es una medida "oportuna", "ponderada", "tasada" y "proporcional" y ha dicho que cree en ella porque como ministro y como político debe defender los derechos sociales que garantiza la Constitución.

"Medidas excepcionales"

"Un problema social extraordinario requiere administraciones audaces que tomen medidas igualmente excepcionales", ha señalado Ábalos para defender una medida que cuenta con un amplio rechazo en el sector inmobiliario, porque cree que generará un mercado negro, problemas de demandas judiciales masivas, menos oferta y más desigualdad, como ha ocurrido -dicen- en París y Berlín

Ábalos, que cumplirá así con una de las medidas pactadas entre PSOE y Podemos en su acuerdo de Gobierno, ha asegurado que no piensa "mirar hacia otro lado. No voy a estar ausente en la protección del derecho a la vivienda".

"Mi responsabilidad es mirar a los jóvenes de cara y decirles que tengan esperanza porque este Gobierno no les da la espalda", ha afirmado, pero no ha aclarado si la medida estará incluida en una nueva ley de vivienda, si se articulará a través de una modificación de la ley de arrendamientos urbanos o si se buscará otra fórmula.