Lo hemos estudiado desde pequeños: dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno forman la maravillosa molécula del agua que rige nuestra vida en la tierra. Lo que no sabíamos es que hacer el proceso inverso puede ser parte de la solución al reto energético que afronta España. Romper la molécula del agua para obtener hidrógeno que nos sirva de combustible para el coche, trenes, e incluso que vaya por la red de gas natural. Y, además, de una forma no contaminante.

En todo eso ya están trabajando en el Centro Nacional del Hidrógeno (CNH), un centro de investigación de ámbito nacional que investiga nuevas tecnologías de aplicación del hidrógeno verde. Lo contamos en el vídeo.

La invasión rusa a Ucrania ha puesto en el foco en la necesidad de acabar con la dependencia energética. Eso, sumado al reto climático, obliga a que el futuro sea verde. En ese contexto, el hidrógeno está llamado a jugar un papel fundamental. En el CNH están trabajando en varias aplicaciones de este gas. Por ejemplo, están trabajando en métodos de fabricación y almacenaje de hidrógeno verde en depósitos con los que luego podamos cargar el coche en las llamadas hidrogeneras, las gasolineras del hidrógeno. Hay prevista la instalación de 150 como la que mostramos en el vídeo antes de 2025. Solo harán falta cinco minutos de carga para tener autonomía para 600 kilómetros.

Pero no todo queda en los coches, sino que también está investigando cómo meter el hidrógeno en nuestra red de gas natural, de forma que pueda llegar a nuestros hogares, según explica a laSexta Beatriz Nieto, jefa de la unidad aplicada del CNH.

De esta manera, dice, "tendríamos un hidrógeno producido aquí en España", por lo que reduciríamos de la dependencia energética.

¿Y cómo lo están fabricando? El CNH cuenta con placas solares que generan la electricidad necesaria para romper la molécula del agua. Así, apunta Nieto, "tenemos un hidrógeno libre de contaminación".

Trenes y puertos con hidrógeno

Además de lo mencionado, en el CNH estudia en otro proyecto la creación de trenes que funcionen con hidrógeno, o en la aplicación de esta tecnología en los puertos.

Como el enorme tanque que mostramos en el vídeo, que van a trasladar al puerto de Valencia, nos cuenta Carlos Merino, jefe de la unidad de aplicaciones. Una iniciativa pionera "a nivel europeo" que busca hacer una "infraestructura de repostaje de vehículos" para mover mercancías o contenedores.

Varios frentes abiertos que tratan, ante todo, de buscar una mayor autosuficiencia energética de España, apunta Emilio Nieto, director del CNH: "Si la idea es intentar ser independientes, clarísimamente hay que buscar alternativas al gas".

La apuesta de Europa por el hidrógeno verde

Este importante impulso a las energías renovables es y seguirá posible gracias a la apuesta de la Unión Europea, que va a destinar al hidrógeno más de 1.500 millones de euros de los fondos Next Generation, el plan de recuperación económica tras la pandemia.

Esta apuesta va en consonancia con el Pacto Verde Europeo, la estrategia por la que la UE busca ser climáticamente neutra para 2050.