La patronal acepta la oferta de Trabajo para extender los ERTE hasta hasta el 30 de septiembre. De esta manera se formaliza el pacto entre el Gobierno, los sindicatos y los empresarios para prorrogar los ERTE más allá del 30 de junio, fecha en la que finalizaba el anterior acuerdo.

El Ejecutivo ha señalado que este pacto representa el "compromiso de mantener el empleo", manteniendo la prohibición de despedir y ampliando la proyección de los contratos temporales. La CEOE, en un comunicado, ha explicado que también se han mejorado las exoneraciones fiscales por ir sacando trabajadores del ERTE a medida que se vaya recuperando la actividad: del 70% en julio, 60% en agosto y 35% en septiembre para las empresas de menos de 50 trabajadores. Para las empresas de más de 50 empleados, los porcentajes varían: del 50% en julio, 40% en agosto y 25% en septiembre.

Las novedades que han propiciado el acuerdo, dicen los empresarios, es el mantenimiento de ERTE por fuerza mayor total y la posibilidad de acogerse a este tipo de ERTE en caso de rebrote (con una exoneración fiscal de hasta entre el 80-70% según el tamaño de la empresa). El Gobierno, en principio, llevará la medida a un Consejo de Ministros Extrordianario este viernes.

Condiciones para las empresas

Yolada Díaz, ministra de Trabajo, ha explicado algunas de las condiciones que tienen que cumplir las empresas que quieran acogerse a las ayudas. La principal, es que está prohibido despedir a los empleados. Además, sigue la prohibición de operar en paraísos fiscales y de repartir dividendos para quien esté en un ERTE.

"Si una empresa se acoge a un ERTE no podrá hacer horas extraordinarias. Tampoco nuevas contrataciones ni nuevas subcontrataciones (salvo alguna categoría profesional), pero en general no podrán hacerlo", ha añadido también la ministra.

Arduas negociaciones

Entre las partes negociadoras (Gobierno, sindicatos y empresarios) existía la voluntad manifiesta de querer buscar un acuerdo para ampliar una medida que, en palabras de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, "ha salvado a más de 550.000 empresas y se ha protegido a más de tres millones de trabajadores y trabajadoras".

Ayer, antes de una penúltima reunión en la que no se logró el acuerdo, los representantes de los principales sindicatos afirmaban convencidos de que las discrepancias eran salvables. "No hay ninguna razón para que no se salde con un acuerdo", afirmaba en Al Rojo Vivo Álvarez, secretario general de UGT. Por su parte, Unai Sordo, secretario general de CCOO, señalaba que las discrepancias eran "subsanables".

Sucesivos borradores con propuestas

Pero las sucesivas reuniones (hasta seis en un plazo de una semana) sucedían y finalizaban sin un pacto. Todos han puesto de su parte, y todos han tenido que ceder, tal y como ha reconocido Yolanda Díaz. En un principio sindicatos y empresarios pedían que fueran prorrogados hasta finales de año, pero el Ejecutivo prefería hacerlo hasta septiembre, con posibilidad de revisar las condiciones llegado el momento y valorando entonces las necesidades.

Hace tan solo unos días, la CEOE y los sindicatos en un propuesta conjunta pedían que los ERTE se alargasen hasta septiembre, pero de manera íntegra, con las mismas condiciones que hasta ahora.

El Gobierno, que rechazaba mantener las condiciones, ofreció mejoras en las exoneraciones fiscales —el principal escollo con los agentes sociales— facilitando el acercamiento de los sindicatos pero sin contar con el beneplácito de la patronal. Tras discutir hasta cuatro borradores con propuestas, hoy se ha logrado el acuerdo que convence a todas las partes.

Al final, el pacto ha llegado a pocos días de que venza el plazo, pues las condiciones extraordinarias para su ampliación durante la pandemia del COVID-19 finalizaban el próximo 30 de junio. La ministra de Trabajo ha celebrado que el acuerdo se haya producido gracias al diálogo social: "El diálogo es la mejor herramienta para el impulso de los avances sociales", ha expresado en sus redes sociales.

 

"Este acuerdo sirve para dar certeza y seguridad para los trabajadores y para proteger a los sectores que más sufren con esta crisis. También sirve para proteger a los territorios más golpeados", ha añadido posteriormente en rueda de prensa.