Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, ha hablado en El Intermedio sobre algunos de los desafíos a los que se enfrenta el Gobierno en materia laboral. El primero, el de la prórroga de los ERTE que el Ejecutivo trata de aprobar con el acuerdo de los agentes sociales (empresarios y sindicatos).

"Es una negociación dura en la que se discuten las garantías del mecanismo de los ERTE, el nivel de protección social de loso trabajadores, los sectores afectados y las exoneraciones a las cuotas de la seguridad social", ha relatado la ministra, aunque ha asegurado que todas las partes dialogan "desde la convicción que nos une de la bondad de la herramienta".

Además, Díaz pone en valor que durante la pandemia, gracias a los ERTE, "se han salvado a más de 550.000 empresas y se han protegido a más de tres millones de trabajadores y trabajadoras".

No obstante, tras densas reuniones ente sindicatos, empresarios y Trabajo, todavía no se ha logrado un acuerdo para extender los ERTE más allá del 30 de junio, a pesar de que la fecha se aproxima. Díaz ha defendido que "el diálogo social necesita sus tiempos, silencios, complicidades y rigor". Así, se ha erguido como "una gran defensora del diálogo social", que "dota de legitimidad cualquier medida pública que se tome".

"Los ERTE se van a quedar hasta siempre"

La ministra ha defendido que, una vez superada la crisis derivada de la pandemia, los ERTE deberán incluirse en el Estatuto de los Trabajadores.

El PP gestionó la crisis con despidos masivos, nosotros con ERTE

"Los ERTE se van a quedar hasta siempre. La gran diferencia entre esta crisis y la gestionada por el PP es que ellos utilizaron los despidos masivos, la flexibilidad externa. Ahora hay que incorporarla de manera natural al Estatuto de los Trabajadores, para no dejar caer a las empresas y los trabajadores", ha reseñado Díaz.

¿Cómo se financiarán?

Para financiar esta medida, la ministra explica que debe hacerse a través de "los impuestos y las cotizaciones". "La protección social salen de las cuotas de la cotización de los trabajadores y las trabajadoras, y si no hubiera la cobertura prevista por la previsión de empleo de este año, el Estado social va a operar, pero por una decisión política", ha recalcado.

Sobre los trabajadores que aún no han cobrado el ERTE, Díaz ha asegurado que se ha dado protección social a más de cinco millones de personas, y la mayoría son "prestaciones covid-19", pero ha reconocido que quedan casos sin cobrar. Así, ha explicado que estos se deben a "errores de tramitación".

Se han detectado fraudes en los ERTE

La ministra ha indicado que, aunque "la mayoría hace un buen uso", se han detectado empresas que están cometiendo fraude con los ERTE y que pronto harán públicos los datos. "Una vez más, hay que hacer pedagogía con los bienes públicos", ha añadido.

"Hay personas que me dicen que sigue en ERTE y que lo hace sin que les paguen. Eso es un fraude y una irregularidad enorme, pues es dinero público, y habrá actas de infracción".

Cuidar y telerabajar no es conciliar

Yolanda Díaz ha explicado que el Gobierno quiere regular de "urgencia" el teletrabajo, pues no se trata de una herramienta de conciliación: "Estábamos las madres cuidando a los hijos y teletrabajando, eso no es conciliar". Por lo tanto, ha defendido que "debe ser respetuoso con los derechos de conciliación y definir cuáles son las necesidades del trabajador".

"Los trabajadores han puesto sus medios personales y hay que analizar qué medios se necesitan, qué gastos conlleva esta prestación y pautar el mecanismo", ha puntualizado.

Sobre la derogación de la reforma laboral

La ministra de Trabajo ha manifestado que "se va a cumplir con el acuerdo de Gobierno" en lo que a la derogación de la reforma laboral se refiere, "porque es necesario cambiar el modelo de relaciones laborales que ha diseñado el PP".

Además, confía en que pueda haber un acuerdo al respecto a través del diálogo social: "Yo creo que los empresarios son conscientes de que no se puede tener un mercado laboral tan precario".