Roberto Bautista nació en abril de 1988 en Benlloch, un pueblo de la provincia de Castellón. Apodado 'Bati', comenzó a jugar al tenis a los cinco años y, aunque el fútbol era otra de sus grandes pasiones -como ha declarado en diversas ocasiones-, a los doce años tomó la decisión de dejar el deporte rey y dedicarse por completo al tenis.

 

Tras catorce temporadas como profesional, Bautista disputará su primera semifinal de un Grand Slam en el torneo londinense de Wimbledon y frente al número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic. Sin embargo, no será la primerá vez que el español se medirá a 'Nole'. En 2015, se enfrentaron en los octavos de final del US Open 2015, con un resultado final favorable al serbio de 6-3, 4-6, 6-4 y 6-3, tras tres horas y tres minutos de partido.

Tal y como él cuenta, este partido es del que más orgulloso se siente de haber disputado y desde el cual, solo ha hecho más que subir puestos en la clasificación de la ATP. Este viernes tendrá la posibilidad de tomarse la revancha frente a un Djokovic que llega en un estado de plenitud física tras derrotar en cuartos de final al belga David Goffin por 6-4, 6-0 y 6-2.

 

Bautista posee un palmarés con nueve títulos, siendo el más importante el que gano en 2018, el ATP 500 de Dubai. Este año, el tenista castellonense ha conseguido levantar el trofeo del ATP 250 de Doha tras vencer en la final al checo Thomas Berdych por 6-4, 3-6 y 6-3.

Un camino que precisamente no ha sido de rosas y en el que encuentra el premio a la perseverancia con la primera semifinal en un Grand Slam. Tras vencer al tenista argentino Guido Pella por 5-7, 4-6, 6-3 y 3-6, 'Bati' buscará seguir soñando para alcanzar la final de Wimbledon. Su rival, Novak Djokovic, no se lo pondrá fácil, pero a ilusión seguro que no le ganará.