El pasado jueves, la policía del condado de Miami-Dade anunció el arresto de Rashaun Jones, acusado de presunto homicidio en primer grado por la muerte de Bryan Pata, en el tiroteo fatal en el que el jugador de fútbol americano perdió la vida hace 15 años.

Jones, de 35 años, fue compañero de Pata en la Universidad de Florida, compartiendo vestuario en los Hurricanes. La detención del natural de Lake City se hizo efectiva en la localidad de Ocala, con una orden de arresto obtenida el martes por el mismo Departamento de Policía de Miami.

La noche del 7 de noviembre de 2006, Pata recibió varios disparos en su apartamento de Kendall. La investigación llevaba años estancada hasta que hace nueve meses surgieron nuevos datos y pistas, relacionando directamente a Jones con los hechos.

 

La ayuda de la comunidad, más concretamente de la familia del fallecido, y la insistencia por resolver lo ocurrido para dar justicia al joven de 22 años ha sido lo que ha podido resolver un caso que parecía iba a ser olvidado.

Así lo reconoce el detective Juan Segovia, jefe de la investigación: "Nunca han dejado de ponerse en contacto con nosotros. Teníamos miles de pistas y solo una era la que juntaba todas la piezas. Solo espero que esto traiga algo de conclusión y satisfacción para la familia Pata".

Las reacciones no se han hecho esperar y son algo agridulces. Tanto entrenadores como compañeros "se alegran" de que "por fin hayan cogido al asesino de Bryan", pero se sienten "apenados" por saber que el asesino es "uno de los suyos".

Bryan Pata

Rashaun Jones llevaba muchos años siendo uno de los presuntos autores del crimen, por mucho que lo desmintieran tanto él como su pareja abiertamente. "Él no mató a Bryan. La policía de Miami-Dade no ha encontrado ninguna evidencia que incrimine a mi marido", decía su mujer Ishenda a 'ESPN'.

Incluso la descripción del testigo principal del asesinato, un hombre de 62 años que vio como el agresor huía del parking donde oyó el disparo, se asemejaba a la fisionomía de Rashaun, hasta el punto de seleccionar su fotografía de entre todos los sospechosos puestos sobre la mesa.

Para más inri, Jones y Pata habían tenido ya sus más y sus menos, con un largo historial de discusiones verbales y alguna que otra pelea, además de que Bryan en su momento empezó a salir con la ex novia de Rashaun, Jada Broady.