El Rally Dakar finalizó con Peterhansel logrando su decimocuarta estatuilla en una carrera marcada por la dificultad de la navegación, lo que dio de qué hablar, ya que muchos pilotos estaban a favor de ello mientras que otros no lo compartían, como es el caso de Carlos Sainz.

El español felicitó a 'Monsieur Dakar' junto con Nasser Al Attiyah como es costumbre y aunque parecen tener una cordial amistad, delante de los micrófonos protagonizaron un cruce de acusaciones.

"No sé qué más puedo hacer, tienen que cambiar las normativas, que sea justo para todos. Estoy decepcionado, porque los buggies llevan cinco años ganando a los 4x4 y esto no es justo. Espero que la organización tome medidas porque si no, no estamos interesados en volver", afirmó Nasser tras acabar la 43ª edición del rally más duro del mundo.

"Las reglas no son justas, no solo por las ruedas, son muchas cosas. Nosotros luchamos con un 4x4, tenemos muchos pinchazos y el buggy no es un coche de ningún fabricante", continuó diciendo.

Bien es cierto que el catarí ha sufrido demasiados pinchazos jornada tras jornada. Sin embargo, Nasser logró la victoria en 2019 y antes en 2015, por lo que ya ha demostrado que sí puede ganar con un 4x4. Aunque lo que sí es cierto es que el resto de años los han ganado Peterhansel y Sainz, ambos con buggies.

A Peterhansel no le gustaron esas acusaciones y no tardó en responder a Nasser. "Llevan quejándose desde hace años. Nosotros, cuando no ganamos, no lloramos. Es solo cuestión de ego y si Nasser tuviera un ego ligeramente diferente, podría haber ganado el Dakar. Su ego lo empujó al punto de querer ganar el prólogo, y creo que fue entonces cuando perdió la carrera", aseguró a 'Monsieur Dakar'.

Ahora ya solo queda descansar de estas dos duras semanas y después se volverán a plantearse si vuelven al rally y cómo lo hacen.