Las similitudes entre el monoplaza de Aston Martin y el de Mercedes parecen no haberse olvidado en Fórmula 1. Si ya el año pasado el coche de Racing Point fue bautizado por muchos como "el mercedes rosa", en este curso ya se ha escuchado la primera comparación entre la escudería de Bracley y la de Silverstone. Y es que ambos equipos han tenido problemas similares en unos test no demasiado representativos para dilucidar el verdadero ritmo de los monoplazas.

Y ha sido mediante la voz del asesor de Red Bull, el principal competidor del equipo alemán al título. Helmut Marko fue preguntado tras los test de Baréin de este fin de semana por los problemas del AMR21, con unidad de potencia de Mercedes. El expiloto no ha dudado en calificar así al monoplaza verde cuando hablaba de los problemas en la caja de cambios. Mismos problemas que también tuvo el equipo de Toto Wolff con el W12. A pesar de que los resultados de los test no son nada aclaratorios de cara al inicio del Mundial, tanto Mercedes como Aston Martin fueron las dos escuderías que menos vueltas completaron en Sakhir.

"El segundo Mercedes, el Aston Martin, también tuvo problemas similares a los de Brackley en el lado de la transmisión.", afirma el austriaco en el medio alemán 'Motorsport Magazin'.

Y es que, a pesar de la falta de rodaje de Mercedes en estos tres días de pretemporada, Marko cree que el equipo de las 'flechas negras' arreglará esas problemas que tan solo le han permitido rodar 304 giros en el circuito que además albergará la primera carrera del campeonato.

"Mercedes pilotó mucho más duro que nosotros. Hemos visto que Hamilton en particular se salió de pista. El coche parece inquieto y un poco impredecible. Pero es un equipo muy fuerte y faltan 14 días hasta la primera carrera. Se puede suponer que estos problemas se solucionarán en gran medida", señala el asesor de Red Bull.