La crisis del coronavirus estaba creando gran expectación en la Fórmula 1 después de que países como Vietnam o Bahrein estableciesen unas estrictas normas sobre la entrada de italianos en su país que ponía en peligro que muchos equipos, especialmente Ferrari y Alpha Tauri, pudieran participar.

Primero el Gobierno informó que cobrarían el visado a los habitantes de Italia, algo que era gratis desde 2015, después anunciaron que todo aquel que llegase desde ese país tendrá que pasar antes de entrar en Vietnam una cuarentena de 14 días. Algo que no sería posible ya que la carrera previa a esta es el Gran Premio de Bahrein y tan solo hay 11 días de diferencia entre el final de una y el comienzo de los libres de la siguiente.

Sin embargo, en la Fórmula 1 no van a permitir que comience la temporada sin todos los equipos, lo que sería una desventaja injusta. "Si un equipo no puede entrar en un país, no podremos organizar la carrera. No una del campeonato de Fórmula 1 al menos, porque sería injusto. Obviamente si alguien elige no ir, es su decisión pero si alguien no puede entrar en el país por una decisión política, no sería una competición justa", ha asegurado Brawn en unas declaraciones para 'Reuters'.

El comienzo de la temporada es el 15 de marzo en Australia y ya confirmaron que se correría sin restricciones, pero la tercera carrera es la que más interrogantes tiene, ya que es el Gran Premio de Vietnam, país que más reticente se encuentra a la hora de permitir la entrada en sus fronteras de italianos, ya que sería dejar entrar a los habitantes del lugar más afectado por el coronavirus de Europa. Sin embargo, con los ingresos que suponen albergar una carrera de Fórmula 1, es probable que finalmente acaben cediendo. Tienen que decidir que prima más para ellos, su propia seguridad o sus intereses comerciales.

Ross Brawn cree que acabarán llegando a un acuerdo que satisfaga a ambas partes: "Ellos quieren que suceda la carrera, pero también proteger a su población, así que están buscando soluciones que contenten a todo el mundo junto con los acuerdos. Hay muchas cosas sucediendo ahora mismo y cambian diariamente. Encontraremos una solución".

De momento, la temporada 2020 comenzará sin problemas aunque están buscando la forma de reducir el personal de los equipos al mínimo para reducir el riesgo de que siga expandiéndose el coronavirus. Lo mismo para aquellos italianos que tienen que volver a Italia tras Melbourne, no quieren que regresen y van a intentar que viajen directamente a Bahrein.