Mal comienzo en la carrera de Nürburgring. La lluvia y la niebla han obligado a cancelar los primeros libres del GP de Eifel. Una mala noticia para todos los pilotos, pero especialmente para Mick Schumacher y Callum Ilott, quienes iban a debutar en una sesión oficial del 'Gran Circo'.

 

El joven Schumacher había sido premiado por Ferrari gracias a su gran temporada en Fórmula 2 y se iba a subir al Alfa Romeo C39, y no solo eso, sino que se estrenaba en uno de los circuitos favoritos de su padre. No iba a ser la primera vez que se subiese a un monoplaza de F1, ya lo había hecho en Bahréin la temporada pasada, pero nunca había estado en unos libres oficiales de un Gran Premio.

En un principio, el problema del circuito era la pista, estaba demasiado mojada para salir a rodar, pero poco después la niebla ha hecho acto de presencia empeorando la situación.

Como el helicóptero no ha podido sobrevolar el circuito, la dirección de carrera no ha permitido a los pilotos salir del pit-lane. Habían decidido retrasar los libres media hora, pero una vez transcurridos los minutos la condiciones meteorológicas no mejoraban, sino todo lo contrario, la lluvia y la niebla han ido aumentando, y por tanto se han visto obligados a cancelar la sesión.

 

 

De esta forma, los pilotos tendrán que esperar a los segundos libres, los cuales están previstos para esta tarde a las 15:00 horas CEST, siempre y cuando el tiempo lo permita.