Carlos Sainz está a días de subirse al Ferrari. El madrileño, flamante nuevo piloto de la 'Scuderia' para esta temporada 2021 y la próxima de 2022 tal y como estipula su contrato, está con unas ganas tremendas de conducir el monoplaza que hace no mucho llevase Fernando Alonso.

Pero Sainz evita las comparativas y se rinde a la figura del bicampeón asturiano: "Nunca habrá otro Fernando Alonso".

"Fue el primero y el pionero, en muchos sentidos. Trato de hacer las cosas a mi propia manera, de seguir mi propia trayectoria y de pilotar. Ya veré a dónde me lleva eso", afirma en palabras a 'crash.net'.

Lo cierto es que la trayectoria de ambos se parecen mucho, habiendo pasado por equipos como Renault, McLaren y ahora Ferrari.

"Ya estuve en Renault, pero no logré dos títulos. Nuestras trayectorias son imposibles de comparar porque no llegas al equipo a la vez. Son momentos diferentes y rivales diferentes. Tan solo quiero pelear por el Mundial", cuenta Sainz.

Un Sainz que, salvo hecatombe, se subirá la semana que viene al Ferrari: "Ardo en deseos de ver cómo es. Me voy a dormir cada día pensando en cómo será en comparación de mis otros últimos coches en F1".

"Estos días en la fábrica... ponerte el mono rojo, subir al simulador, ver el volante del coche. Son muchos detalles que te hacen sentir especial", relata Carlos.

Sainz, además, normaliza eso de pilotar en Ferrari: "Mi vida es muy normal, y volverme más famoso por estar aquí no cambiará mi forma de afrontar las cosas. No me voy a meter en moda ni nada de eso. Si un patrocinador llega y es acorde con mis valores lo aprovecharé, pero no haré nada diferente".

Te puede interesar

Giovinazzi, molesto con Ferrari por elegir a Sainz: "No me lo tomé bien"

El Ferrari de Carlos Sainz y Charles Leclerc para 2021, al descubierto

El cambio clave en el motor Ferrari para llevar a Carlos Sainz a la victoria