Riqui Puig ha sido el protagonista de uno de los vídeos que ha compartido la cuenta de la Selección en Twitter. El jugador del Barça está con la sub 21 y ha hablado de sus comienzos en el fútbol, un deporte que al comienzo no estaba en sus planes.

"Con 8 años empecé a jugar al tenis. Un día iba perdiendo 6-2, 4-1... y me miró mi padre y me dijo, ¿qué hacemos aquí? En dos meses me apunté al equipo de fútbol de los alrededores de mi pueblo", cuenta.

Y en la adolescencia... la llamada: "A los 14 me llamaron Barcelona y Espanyol. Mi madre me dijo, hay esto. Hay veces que irás a entrenar toda la semana y no jugarás ni un minuto. Que llegarás al partido y te dirán, hoy no te cambias".

"Va todo tan rápido. De repente, entrenas con tus ídolos. Soy del Barça desde pequeño. Fui a la final de Berlín, con Messi, Neymar y Suárez en el campo y yo con mi padre en la grada", cuenta.

Eso sí, aparte del tenis y del fútbol, Riqui tiene gran habilidad en otro deporte: el golf. Con un palo, y una bola, es capaz de hacer toque y toque en un bestial que no caiga, y también de hacer hoyo sin problema.

 

"Necesito retos más difíciles", dijo Riqui en un mensaje que puede hacer temblar al mismísimo Gareth Bale, el gran estandarte de los futbolistas maestros en golf.