El entrenamiento de la selección española de fútbol terminó antes de lo previsto... por un apagón. De repente, el césped en el que los pupilos de Luis Enrique se encontraban ejercitándose se quedó completamente a oscuras y obligó a todos a caminar rumbo al túnel de vestuarios.

Y con la única luz de sus respectivos teléfonos móviles, gracias a la cual pudimos ver a Sergio Ramos con claridad (la máxima claridad posible en esos momentos), enfilar el camino a la caseta.

La Selección, por medio de su Twitter oficial, compartió ese momento del capitán de España, quien además comentó la jugada.

"A lo largo de los años he vivido cosas... Pero un apagón, una fumada tan grande como esta es histórica", dijo Ramos.

Sergio se lo tomó a broma: "Se acabó por hoy. Casi estábamos terminando... y nada, buenas noches".

 

España se medirá a Georgia en la segunda jornada del grupo en el que los de Luis Enrique están encuadrados para clasificarse para el Mundial de Catar 2022.

El encuentro, el domingo a las 18:00, llega justo tras el empate a uno de España ante Grecia en casa.