Esta vez sí hubo saludo. Después de las polémicas imágenes del pasado sábado, en las que los futbolistas españoles no saludaron a la afición, todo ha sido muy distinto en la tarde de este martes.

El combinado de Luis Enrique llegó al hotel de Sevilla, donde le esperaban decenas de aficionados, y sí saludaron a los allí presentes con gestos cariñosos. Precisamente Luis Enrique fue uno de los más activos, saludando, levantando el pulgar e incluso el puño.

 

El seleccionador habló en rueda de prensa minutos después, antes del crucial duelo ante Eslovaquia: "Nos jugamos pasar de ronda y luego cuando se consiga o no se consiga se hará la valoración en ese momento. Muchas selecciones de este Europeo llegan a la tercera jornada con la clasificación abierta".

"He visto al equipo bien. Seguiremos la misma línea. No creo que haya nadie que pueda decir que hemos sido inferiores frente a Suecia o Polonia", mantuvo Luis Enrique.

Además, confió en estar en las eliminatorias de esta Eurocopa: "Espero estar en octavos e incluso pasar como primero. En el fútbol hay situaciones que no podemos controlar y acepto las críticas".