No hubo probaturas en el día de su boda. Sergio Ramos, tan suyo en algunas elecciones sobre su vestuario en ciertas ocasiones, fue a su enlace con Pilar Rubio con un elegante traje negro acompañado con un chaqué del mismo color y una camisa blanca. Su corbata, a juego con los mismos colores.

El jugador y la presentadora se casaron en la Catedral de Sevilla, en una ceremonia a la que acudieron 400 invitados.

Te puede interesar

La alfombra roja de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

Sin móviles, sin niños... pero con unicornios: la boda de Sergio Ramos y de Pilar Rubio

Los taxistas y los cocheros, indignados por la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos

El día en que se conocieron Pilar Rubio y Sergio Ramos