Este domingo tuvo lugar el primer Clásico femenino entre Real Madrid y FC Barcelona. Es cierto que la temporada pasada, bajo el nombre de CD Tacón, pero con la estructura deportiva fijada por el conjunto blanco, ambos equipos se midieron, aunque el primer enfrentamiento 'real' entre ambos clubes se ha producido este fin de semana.

El encuentro se saldó con un contundente 0-4 a favor del elenco blaugrana. Sin embargo, con 0-1 en el luminoso, la colegiada anuló un gol aparentemente legal de Kosovare Asllani, delantera del Real Madrid.

Marta Frías, jueza de la contienda, señaló falta de la atacante sueca sobre Sandra Paños, portera del Barça, en las inmediaciones del área pequeña.

El disparo de la ariete blanca acabó en la red cué, pero la árbitra decidió anular el tanto por falta en ataque.

 

Al término del encuentro, la propia Asllani compartió cuatro imágenes de la secuencia de la infracción en las que se puede apreciar que la delantera no comete falta sobre Paños.

A su vez, en otra publicación, la estrella del Real Madrid pidió el VAR para la Primera Iberdrola: "Tener el 1-1 en el descanso en lugar del 0-1 es una gran diferencia. Necesitamos VAR en el fútbol femenino porque esto soy yo haciendo falta a la portera".