Progresivamente y en función de la situación epidemiológica, la incidencia y los contagios, el público español ha ido retornando a estadios y canchas en los últimos meses.

Ahora, con la mayoría de la población vacunada, el Ministerio de Sanidad y los Gobiernos de las Comunidades Autónomas han acordado este miércoles por la mañana en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud llegar al 100% de aforo en los eventos multitudinarios en exteriores y al 80% en interiores.

De esta manera, los partidos de Primera y Segunda División podrán contar con las gradas de los estadios repletas, mientras que en los pabellones de baloncesto se rozará el lleno con un 80% de público.

 

La medida entrará en vigor a partir del 1 de octubre por lo que esta próxima jornada, en la que resalta un Atlético-Barça en el Wanda Metropolitano, será la primera de la 'nueva normalidad' en el fútbol español con el graderío repleto.

Así, se pasará del 60% permitido en exteriores y 40% en interiores al 100% y al 80% respectivamente, lo que denota la mejora de la situación sanitaria en el país. Eso sí, la obligatoriedad de la mascarilla y la prohibición de comer se mantienen.