Es un amistoso, pero meter 7 goles es una locura, y más si lo haces en tan solo 35 minutos. La Fiorentina, liderada por Dusan Vlahovic, abusó del C4 Foligno y le endosó un 11-0, con la actuación estelar del serbio y sus siete tantos.

Callejón, Duncan, Bonaventura y Ardenis en propia puerta fueron los otros goleadores en un tarde de abuso y piedad cero. Del 47' al 80' el guardameta del humilde conjunto de la región de Umbria vio cómo el internacional de 21 años le endosaba goles de todos los colores.

 

De cabeza, zurda, diestra, dentro y fuera del área, e incluso de penalti. Una auténtica exhibición de definición y potencia de cara a gol que a algunos equipos de renombre ha llamado la atención. La Juventus estuvo interesada en los primeros compases de este verano, Monchi no le quita el ojo para su Sevilla y ahora Tottenham y Liverpool también se apuntan a la puja.

La temporada pasada ya registró unos números sobresalientes, con 21 goles y 3 asistencias en 40 partidos disputados con la camiseta viola. Por ello, el club florentino quiere atar su renovación con una subida de sueldo considerable de hasta unos 3 millones por temporada y que incluiría una cláusula de rescisión de 70 millones de euros.