El Tour de Francia ha decidido retirar la denuncia a la espectadora que con una pancarta provocó una caída masiva del pelotón en la primera etapa.

La mujer había sido detenida el miércoles tras estar en busca y captura y después de que la gendarmería de Finisterre le abriese una investigación por "lesiones involuntarias con incapacidad no superior a tres meses por violación manifiestamente deliberada de una obligación de seguridad o prudencia".

Christian Prudhomme, director del Tour, ha comunicado la retirada de la denuncia contra la mujer en la salida de la sexta etapa. "Esto tomó proporciones locas. Queremos apaciguar las cosas y sobre todo que el mensaje cale entre el público. Se trata de recordar las medidas de precaución en la ruta del Tour. Es necesario que todos se tranquilicen", declaró Prudhomme a 'AFP' tras el revuelo mediático que ha generado el masivo accidente.

La mujer se enfrenta a una multa de 1.500 euros después de cometer una infracción que provocó la caída de más de 20 corredores. La sanción económica podría verse incrementada si algún corredor decidiese interponer una denuncia contra ella. Marc Soler, ciclista de Movistar Team, y Jasha Sutterling, del Team DSM, tuvieron que abandonar el Tour tras resultar gravemente heridos.