"Buenos días. He dormido como un bendito. Sigo con oxígeno, pero espero que me lo vayan bajando. Mucho ánimo a todos los enfermos. Juntos salimos de esta". Ese era el mensaje de Alfonso Reyes desde el Hospital Puerta del Hierro, donde se encuentra ingresado con coronavirus.

En su cuenta de Twitter ha relatado cómo se encuentra tras varios días ingresado. "Me confirma la doctora que mi ingreso fue motivado por una neumonía bilateral. Me dijeron en urgencias que tenía manchitas pero no llegaba a neumonía. Mejor, así he estado más tranquilo viviendo en la ignorancia. Va muy bien la recuperación", cuenta.

A sus 48 años, Alfonso acudió al hospital tras pasar varios días con fiebre en casa. "El hijo de **** es un enemigo muy poderoso, cruel, traicionero y tremendamente persistente", señala.

 

"Mi edad y condición física me permiten combatirlo y espero acabar con él lo antes posible. Para mí no quedará en anécdota ni en risas dentro de unos años. Seguramente no querré hablar de él", prosigue.

Asimismo, en otro mensaje en redes sociales ha agradecido la atención al personal del hospital: "Quiero dar las gracias a todo el personal del hospital Puerta de Hierro por el trato que me están dando. Son unos fenómenos".