Sony anunció este fin de semana un evento de exhibición de Playstation 5 para el próximo miércoles 16 a las 22:00 (hora española), tras varios meses en los que la información sobre la nueva plataforma de la compañía japonesa se ha ido filtrando con cuentagotas.

El evento digital, como se anuncia en la web oficial de PS5, tendrá una duración de 40 minutos, y se centrará en mostrar "novedades sobre los últimos títulos de PlayStation Studios" y de sus "magníficos socios de desarrollo". La nota de Sony concluye invitando a seguir el streaming en las plataformas Twitch y Youtube para "descubrir más novedades".

Tras el anuncio de Microsoft la semana pasada sobre el precio y la fecha de lanzamiento de Xbox Series X y Series S, se espera que la empresa nipona haga lo propio en la presentación online. En su último evento tampoco se anunció información sobre la consola, pero acabó desvelándose el diseño de PS5, por lo que no sería raro que Sony repitiera la jugada.

Filtración de precio en El Corte Inglés

Debido a que Sony ha apostado por una estrategia muy discreta a la hora de presentar sus novedades, internet se ha llenado de filtraciones en torno a PS5. La última, respecto a su precio de salida, se habría producido este fin de semana desde El Corte Inglés.

Una imagen publicada en la plataforma de imágenes, vídeos y memes virales ‘Imgur’, sacada supuestamente del catálogo interno de la empresa española, muestra un precio de 499,90€ para la edición con lector de disco (con nombre en clave Áurea), mientras que la digital (Enigma) quedaría rebajada a 399,90€.

 

Estos precios estarían en consonancia con el estudio realizado por Bloomberg, que auguraba que la edición completa costaría 500 euros. El análisis de la asesora financiera tenía en cuenta el coste de producción y precios históricos de otras consolas de Sony.

La compañía trataría, según el análisis, de evitar polémicas como la del lanzamiento de PS3. En aquella ocasión, el elevado precio de salida de la consola (600 euros) provocó las críticas de los usuarios, por lo que la compañía tuvo que rebajarlo y disculparse.

El final de las pantallas de carga

Con el mundo de los videojuegos alcanzando un nivel de realismo sin precedentes, las miradas se centran en las tecnologías que las compañías están desarrollando para estar a la altura de las exigencias de la nueva generación.

Ambas empresas han prometido el fin de las pantallas de carga, uno de los grandes enemigos de la experiencia del usuario, gracias a tecnologías que permiten aumentar la velocidad de procesamiento. Además, ambas consolas serán compatibles con resolución 4K, y Sony ha aumentado la apuesta al asegurar en su web que su plataforma admite salida en 8K, por lo que podrá jugarse en pantallas de 4320p.

Compatibilidad con las anteriores consolas

Otro de los puntos a tener en cuenta es la retrocompatibilidad, la posibilidad de reproducir juegos de sus predecesoras. Mientras Microsoft ha anunciado que sí podrán jugarse títulos de sus cuatro consolas anteriores en Series X y Series S, Sony ha advertido que en PS5 solo podrán reproducirse juegos de PS4.

Así, el catálogo de salida de Xbox contaría con miles de juegos, frente a uno mucho más reducido de la plataforma japonesa. A esto hay que sumar la inesperada alianza entre Microsoft y Electronic Arts: todos los títulos de EA Play, la plataforma de la desarrolladora, estarán disponibles a partir de este año con la Xbox Game Pass, el servicio digital de Microsoft para consola y PC.

La empresa estadounidense daba de esta manera un golpe de efecto celebrado por los usuarios en las redes. Si Sony no quiere descolgarse de la cabeza del mercado de videoconsolas, debe responder también a este anuncio, aunque la falta de retrocompatibilidad en PS5 juega ahora mismo en su contra.