En 2016, se comenzó a difundir una noticia que se repite cada cierto tiempo que asegura que la NASA ha creado un nuevo signo zodiacal: Ofiuco. La propia NASA ha salido al paso de esta información, negando que hayan sido responsables de la creación del mismo.

En la NASA estudiamos astronomía, no astrología”, aclaran al comienzo de su 'post' en Tumblr. “La astronomía es el estudio científico de todo en el espacio ultraterrestre. Los astrónomos y otros científicos saben que las estrellas a muchos años luz de distancia no tienen ningún efecto en las actividades ordinarias de los humanos en la Tierra. La astrología, mientras tanto, es la creencia de que las posiciones de las estrellas y los planetas pueden influir en los eventos humanos. No se considera una ciencia”, añaden.

Lo cierto es que, según los antiguos babilonios, Ofiuco es una de las 13 principales constelaciones del zodiaco, a la cual dejaron fuera del corte cuando siguieron el calendario de 12 meses. El zodiaco occidental se basa en constelaciones que inspiraron a los griegos para desarrollar su mitología, aunque no hay una base científica que explique el significado de cada signo zodiacal.

 

“Las constelaciones son de diferentes tamaños y formas, por lo que el Sol pasa diferentes períodos de tiempo con cada una. La línea desde la Tierra a través del Sol apunta a Virgo durante 45 días, pero apunta a Escorpio por solo siete días. Para hacer una combinación ordenada con su calendario de 12 meses, los babilonios ignoraron el hecho de que el Sol realmente se mueve a través de 13 constelaciones, no 12. Luego asignaron a cada una de esas 12 constelaciones la misma cantidad de tiempo”, explica la NASA.

Concluye la NASA que ellos no han cambiado ningún signo del zodiaco, sino que simplemente han “hecho los cálculos”.