Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CUATRO POSIBLES SITUACIONES

¿Qué ocurre si tienes un accidente sin haber pasado (correctamente) la ITV?

Un resultado desfavorable o negativo nos impide circular con normalidad y las multas por incumplir este precepto no son la peor de las consecuencias

Publicidad

La Inspección Técnica del Vehículo (ITV) es una de las obligaciones con la que deben cumplir todos los conductores cada determinado tiempo dependiendo de la edad de su coche. Circular con esta revisión caducada, sin ella o sin haberla superado sin éxito puede tener consecuencias negativas que van más allá de las multas económicas: ¿qué ocurre si tienes un accidente sin haber pasado (correctamente) la ITV?

Cuando el resultado de la inspección es desfavorable, sólo podremos circular con el coche desde la estación hasta el taller (y viceversa) para subsanar los fallos: llevar a cabo cualquier otro recorrido supone una multa de 200 euros. Si el resultado es negativo sólo cabe un movimiento: rumbo al taller utilizando una grúa ya que hacerlo de cualquier otra forma puede transformarse en una sanción de 500 euros. En cualquiera de los dos casos disponemos de dos meses para hacer las pertinentes reparaciones y acudir, de nuevo, a la revisión.

¿Qué cubre el seguro de coche?
¿Qué cubre el seguro de coche? | DGT

Sin embargo, las consecuencias de circular con un coche cuya inspección ha sido desfavorable o negativa pueden ir más allá de un castigo económico si, en uno de esos movimientos, se produce un incidente. Son varios los escenarios en los que nos podemos encontrar así que vamos a analizar qué ocurriría dependiendo de quién sea el responsable.

¿De quién es la responsabilidad?

Si somos nosotros los culpables y nuestro vehículo no tiene la ITV en regla, todo dependerá de tu seguro. Circular con una ITV desfavorable o negativa es una situación administrativa irregular: si forma parte de las cláusulas excluyentes que la compañía ha incluido en tu contrato, se hará cargo de las indemnizaciones aunque podría obligarte a ti a asumir el desembolso.

Los problemas de circular sin seguro en tu coche
Los problemas de circular sin seguro en tu coche | motor.atresmedia.com

Si el culpable es el otro conductor, pero nuestro coche tiene una ITV caducada, desfavorable o negativa recibiremos la correspondiente indemnización por los daños personales, materiales y patrimoniales. No obstante, si las autoridades levantan un atestado comprobarán la situación irregular de nuestro vehículo y podrán proceder con la sanción correspondiente: 200 o 500 euros. Si decides recurrir usando la cobertura de defensa jurídica de tu póliza, la compañía podría abstenerse por no tener todo en regla.

Si el culpable es el otro conductor y, además, no tiene la ITV al día no habrá consecuencias para ti puesto que, como explicábamos en el primer caso, la aseguradora del responsable se hará cargo de las reparaciones que sean necesarias, de las indemnizaciones, etc.

Un fallo del coche

Si un fallo mecánico de tu coche provoca un accidente y tu compañía de seguros demuestra que la ITV del mismo estaba caducada, era desfavorable o negativa… no se hará cargo de tus reparaciones ni de tus indemnizaciones. No obstante, si tiene un seguro a todo riesgo cabe la posibilidad de que los daños del vehículo sí estén cubiertos dependiendo, siempre, de las condiciones del contrato. En el caso del resto de implicados sí abonará las compensaciones necesarias aunque puede que la aseguradora te reclame a ti el importe.

Te puede interesar: 4 motivos de suspenso inmediato en la ITV

Publicidad