Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

A PARTIR DE 2035 NO SE PODRÁN VENDER COCHES DE COMBUSTIÓN

Los proveedores de coches piden a Europa dejar fuera a las tecnologías de la prohibición sobre los combustibles fósiles

Los proveedores de automóviles apoyan la electrificación, pero piden dejar fuera de esa prohibición a las tecnologías actuales, en referencia a la votación en Europa.

Crecimiento de venta de coches eléctricos

Crecimiento de venta de coches eléctricos newspress

Publicidad

Los proveedores de automóviles, de cara a la votación del Parlamento Europeo del próximo 7 de junio sobre la posibilidad de adelantar a 2035 la fecha límite para poder vender vehículos de combustión, han destacado que apoyan "plenamente" la tendencia a la electrificación, pero han afirmado que la transición debe gestionarse "adecuadamente" y han reclamado que no se prohíban las tecnologías, sino el uso de los combustibles fósiles si se quiere reducir las emisiones.

Así lo ha explicado en una carta la secretaria general de la Asociación Europea de Proveedores Automovilísticos (Clepa), Sigrid de Vries, quien ha subrayado que se deben desplegar todas las soluciones "eficaces y eficientes" que funcionen para el clima, los ciudadanos y, además, protejan la competitividad de las industrias.

Para de Vries, los miembros del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea son cada vez más conscientes de que la transformación debe centrarse en el medio ambiente, pero también debe encontrar el equilibrio adecuado entre las dimensiones social e industrial.

Asimismo, ha insistido en la importancia de las necesidades de los ciudadanos en relación con la forma de alcanzar una movilidad neutra desde el punto de vista climático. "Ofreciendo opciones asequibles, posibilidades de elección y la misma comodidad y calidad de vida que esperan los europeos", ha recalcado.

Por otro lado, ha defendido la "apertura tecnológica" de las normas de CO2 para potenciar la innovación y la competitividad de la Unión Europea, aprovechando "las décadas de inversión" en las tecnologías de los motores de combustión y potenciando a la vez, la cadena de valor e infraestructura de las baterías. "Si se prohíben las tecnologías, se imponen restricciones y limitaciones a los recursos, a la capacidad de elección, al empleo y a la economía. Prohibamos los combustibles fósiles, no las tecnologías", ha explicado.

En este sentido, ha enfatizado la importancia de la diversificación, ya que desde su punto de vista, el objetivo de una movilidad neutra en carbono no puede lograrse con una sola tecnología, sino con soluciones complementarias. "El papel del Parlamento Europeo es precisamente actuar como intermediario entre las instituciones y los ciudadanos de la UE, y esperamos que el 7 de junio los eurodiputados sitúen a las personas en el centro de la transición y no dejen a nadie atrás", ha sentenciado.

También te puede interesar... La Unión Europea da el paso: adelanta la prohibición de los coches diésel y gasolina a 2035

Publicidad