Los conductores saben que hay ciertos límites que no deben sobrepasar cuando van al volante. El exceso de velocidad, conducir bajo los efectos de las drogas y del alcohol.... implican una sanción severa e incluso la cárcel.

Sin embargo, también existen otras infracciones que muchos conductores desconocen y que si las cometes, puedes acabar entre rejas. Concretamente, hay una que es una práctica habitual entre muchos conductores. En este vídeo te contamos cuál es para evitar que acabes en prisión. VER VÍDEO.