Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

MUTIPLICAN SU PESO POR 40 O 50

La DGT recuerda cómo de peligroso es viajar con objetos sueltos en el habitáculo

Gestos tan normales como dejar un bolso o una mochila en el asiento del copiloto o en la fila trasera pueden suponer un riesgo para cualquier ocupante

Publicidad

Según la Dirección General de Tráfico, el 47% de los conductores españoles viaja con objetos sueltos en el interior del coche y sólo uno de cada tres (29,6%) hace uso de los huecos interiores. Esto conlleva una exposición a un peligro inminente: cualquiera de esos elementos puede convertirse en un proyectil. Razón por la que la DGT nos recuerda en sus redes sociales cómo de peligroso es viajar con objetos sueltos en el habitáculo.

Hay gestos que hacemos día a día sin ser conscientes del riesgo que implican: dejar el móvil en el asiento del copiloto, colocar el bolso o la mochila o en la fila delantera o trasera, llevar una botella en el hueco para los pies… Objetos inofensivos a simple vista que, además de llegar a entorpecer la visión del conductor, también son potenciales proyectiles que pueden golpear a cualquier ocupante en un frenazo o colisión.

Interior coche
Interior coche | Pixabay

Multiplicar el peso por 40 o 50

Para alertar del peligro que implican estas acciones, la DGT ha querido recordar que en un choque que se produce a 50 km/h, un objeto puede llegar a multiplicar su peso por 40 o 50. Teniendo en cuenta esto, ha sacado la calculadora para mostrar la fuerza con la que nos golpearían seis objetos que podemos encontrar en el interior del coche en un impacto a 50 y a 90 km/h.

  • Móvil: si frenamos a 50 km/h, su peso pasa de 110 gramos a 3,9 kilos. A 90 km/h, el peso aumenta hasta los 12,5 kilos.
  • Tablet: a 50 km/h, su peso pasa de 560 gramos a 23 kilos. A 90 km/h, este peso aumenta hasta los 75 kilos.
  • Bolso: si frenamos a 50 km/h, su peso (contando los objetos que lleva en el interior) pasa de 4 kilos a 158 kilos. Si lo hacemos a 90 km/h, se va a los 512 kilos.
  • Videoconsola: si frenamos a 50 km/h, su peso pasa de 218 gramos a 7,5 kilos. Si lo hacemos a 90 km/h, aumenta hasta los 25 kilos.
  • Ordenador portátil: a 50 km/h, su peso pasa de 2,2 kilos a 85 kilos. A 90 km/h, este peso aumenta hasta los 275 kilos.
  • Biberón: a 50 km/h, su peso pasa de 405 gramos a 15,5 kilos. A 90 km/h, este peso aumenta hasta los 50 kilos.

La carga del maletero

El mismo peligro entraña el equipaje del maletero que no hemos colocado y sujetado correctamente. Por ello, lo más recomendable pasa por llevar todos los objetos (sean los que sean) en esta zona de carga colocando los más pesados y voluminosos abajo. No está de más sujetar todo con unos pulpos. Si algo no cabe, es aconsejable colocarlo en la guantera o en alguno de los huecos que hay en el habitáculo para que no vaya suelto. Y si viajamos con mascotas pequeñas recuerda que el transportín tiene que ir en el suelo del coche y detrás de las plazas delanteras.

Publicidad