La única diputada de Podemos en La Rioja, Raquel Romero, ha impedido con su voto la formación de un gobierno del PSOE presidido por Concha Andreu en esta comunidad.

Tras el segundo pleno de investidura fallido, la candidata de la formación morada ha sostenido que su postura "no es un bloqueo" y culpa al PSOE de la situación: "No ha querido negociar con nosotros", ha reprochado, "nos han vetado".

Pese a que su formación solo tiene un escaño en el parlamento autonómico, la candidata de Podemos ha sostenido que "los gobiernos no se regalan, se negocian" y ha acusado al PSOE de querer "que los votos de Podemos sean sus votos".

A la pregunta de qué pide entonces su partido para apoyar un gobierno socialista en la región, Romero insiste en entrar en el Consejo de Gobierno al mismo nivel que el PSOE.

"Para dar apoyo queremos ser compañeros de viaje, queremos estar en el Consejo de Gobierno al mismo nivel", ha mantenido, aunque ha negado que haya "pedido un número de consejerías". "Le pedimos a la señora Andreu que se siente a negociar y nos trate como compañeros, no como subalternos"

Por otra parte, Romero ha hecho hincapié en comparar el estancamiento de las negociaciones en la Rioja con la situación del Gobierno central. "Esto se parece mucho a lo que está pasando en Madrid", ha deslizado, "Pedro Sánchez ha dicho que vetaba a mi secretario general como ministro y lo que sucede aquí es que Pablo Iglesias es el mejor político de España".

En este sentido, se ha mostrado convencida de que "cuando la situación en Madrid se aclare y Pedro Sánchez levante el veto a Pablo Iglesias se desencallarán las negociaciones en La Rioja".