Los niños y los colegios son el principal objetivo de la conocida como la ley de los sellos que marcan los alimentos en función de su contenido en azúcar, grasas, sodio o calorías.

Jalis de la Serna habla con la inspectora de la Junta Nacional Escolar, Karen Thurmer sobre las normas que también se deben cumplir en los comedores escolares para respetar los límites en el uso de azúcar, grasa o sal.

"Vamos inculcando nuevos gustos, lo principal es que a ellos les agrade la comida y que no echen tanto de menos la sal y el azúcar", explica una de las cocineras.

El reportero de Enviado Especial comprueba en el patio del colegio que, efectivamente, los niños no los echan de menos y en el quiosco del colegio compran brochetas de fruta o las piezas enteras, leche desnatada sin azúcar, frutos secos. Todos asumen con total naturalidad lo que les han enseñado: "La fruta es mejor, es más saludable".

Otros momentos destacados

Durante la terapia antiazúcar, el especialista en trastornos alimentarios Antonio Abud explica a qué se debe lo que ya se considera una epidemia: "Cómo no vamos a tener millones de personas en el mundo adictas al azúcar" si "está disponible, es aceptado socialmente y es muy barato".

Durante su estancia en Chile, Jalis de la Serna comprueba la utilidad del sistema de sellos ya que él mismo está intentando reducir el consumo de azúcar.

En Chile han impulsado una legislación para advertir al consumidor si un producto es alto en azúcar, grasas, calorías o sodio y gracias a ello se están produciendo cambios en la población, que toma decisiones más informadas.

Además han provocado un cambio en los propios productos que se consumen y las marcas están reformulando sus productos.

Jalis de la Serna comprueba las diferencias entre los productos de la misma marca comercializados en Chile y en España. Este es el resultado:

En esta reducción del azúcar juegan un importante papel los edulcorantes que se utilizan como sustitutos y en Chile ya investigan sus efectos en la salud. Aunque no hay conclusiones definitivas si se sabe ya como actúan.