¿Cómo se ha vivido en la familia de Gabriel Rufián, cuyos padres son andaluces, toda la cuestión del procés y el hecho de que el portavoz de ERC sea ahora una persona más 'tranquila' o más tolerante hacia el resto de España? A esta última cuestión ha respondido el dirigente independentista asegurando que nunca ha hecho "un discurso antiespañol" y ha reconocido que "la españolidad es un factor muy importante dentro de Cataluña". Asimismo, ha afirmado que su familia ha vivido "con mucha normalidad" la cuestión independentista.

"Yo vengo de una familia muy concienciada y de izquierdas. Mis padres se conocieron en un mitin de Bandera Roja y lo han vivido con normalidad porque la política ha estado muy presente", ha explicado el portavoz de ERC, insistiendo que en su entorno familiar, "como tantas otras personas en Cataluña, llegó a la conclusión de que era algo que se tenía que hacer, un punto de inflexión; una revolución, si me apuras". Eso sí, ha matizado el político, "con cierta preocupación".

¿A qué se refiere Rufián con esto último? "Yo recuerdo juntar a mi familia para despedirme porque yo no sabía si iba a acabar en la cárcel. Estaba en la causa de Llarena y al final nos sacaron, no sé por qué, pero tenía claro que si me venían a detener no me marchaba". ¿Como Puigdemont?, le ha preguntado Ana Pastor, a lo que Rufián ha contestado que "cada uno hizo lo que pudo".