"El PSOE nos criticó por ir y el PP por no ir, las dos cosas a la vez no se pueden hacer", señala Inés Arrimadas, que defiende, además, que "no se puede criminalizar a las mujeres que no han hecho huelga". "Que la gente haga lo que le dé la gana", asegura.

La líder de Ciudadanos en Cataluña dice que "durante mucho tiempo parecía que ponerte la etiqueta de feminista tenía que ir acompañado de un pack de ideología concreta, normalmente anticapitalista, de partidos políticos concretos y de hablar de determinada manera".

En esta línea, Arrimadas afirma que "en los últimos años ha habido una explosión de reivindicación por la igualdad a nivel nacional con la que mucha gente está de acuerdo, pero no quieren comprar ese pack de una determinada ideología que la meten muchas veces en manifiestos", y se pone de ejemplo a sí misma como persona que fue a la manifestación aunque no "compra ese pack" porque, dice, es "feminista, no comunista ni anticapitalista".

"Nosotros fuimos, pero ni criminalizo ni critico a las que no fueron porque estoy convencida de que mucha gente que no fue querrán la igualdad", declara Inés Arrimadas.

Meritxell Batet celebra que en 2019 en España se ha vuelto "a ver una gran manifestación en la que muchas mujeres, hombres y gente joven reclamaron la igualdad real". Además, la ministra del PSOE destaca que "el feminismo debe ser el protagonista porque "es la gran causa pendiente que ha tardado tanto en llegar, pero que, por fin, ahora es una causa patrimonio de todos".

Mónica Oltra también señala que aunque todavía "quedan muchos años" para la igualdad real, teas "el 8M de 2018 algo ha cambiado, hay una ola de energía de mujeres y hombres".

Además, la vicepresidenta de la Generalitat indica que "se ha incorporado mucha gente joven que no está dispuesta a que el mundo siga siendo desigualdad". Por último, Oltra destaca que "hay que construir una sociedad libre de desigualdad donde las mujeres no debamos esforzarnos el doble".

Uxue Barkos muestra su "hartazgo" por los asesinatos machistas. Por eso, la presidenta de Navarra afirma que "hablar de 'otra violencia' es un intento de blanquear la violencia de género". Además, Barkos señala que "hay un punto de inflexión peligroso con la irrupción de fuerzas políticas nuevas".

Por otro lado, Ada Colau destaca en El Objetivo que "la mayoría de las mujeres sufren desigualdad y violencia estructural", por lo que las políticas, al tener más relevancia, deben darles voz: "Somos mujeres privilegiadas que debemos dar voz a las que no lo son"

Dolors Montserrat destaca que "feminismo es igualdad y libertad" y que ella eligió no hacer huelga y "seguir trabajando": "No me gusta que se politice el feminismo".

Además, la portavoz afirma que "el feminismo no es una lucha de ideologías". Preguntada por Ana Pastor si es feminista, Montserrat afirma que ella "es una mujer que busca la igualdad". Por otro lado, la política del PP protagoniza un rifirrafe con Colau: "Tu líder dijo que azotaría a una mujer hasta sangrar y no te oí condenarlo".

Por último, la anécdota del debate la protagoniza Inés Arrimadas, o mejor dicho, su móvil. Y es que el teléfono de la presidenta de Ciudadanos en Cataluña interrumpe el debate de El Objetivo para hacerle una pregunta a Arrimadas mientras explica su postura en el feminismo.