Sandra Sabatés charla en su sección Mujer tenía que ser, de El Intermedio, con Mariú d'Errico, una voluntaria de mujeres presas que explica cómo son las cárceles de mujeres en España desde dentro. ¿Qué le llevó a la mujer a adentrarse en ese mundo para colaborar? "Fue un poco casual", explica y destaca la creación de Acope, una asociación nacida en 1986 para dar apoyo a las presas de yeserías.

"Hacemos talleres dentro de cinco cárceles en España y tenemos dos piso de acogidas", detalla la mujer, que también recuerda qué sintió el primer día que pisó la cárcel: "Sentí incertidumbre y miedo, una mujer se acercó y me dijo que no tuviera miedo porque no eran malas". "Al regresar a casa sentí que ellas podían mejorar mi vida", confiesa D'Errico, que explica en el vídeo principal de esta noticia cómo es la vida allí dentro y el machismo que sufren las mujeres en ellas. Y es que por ser mujeres presas están "completamente invisibilizadas": "Son mujeres como tú y como yo, pero sus circunstancias han sido peores". Pero, ¿en qué condiciones están las reclusas?, ¿por qué el número de mujeres encarceladas no llega ni al 8% de la población reclusa total en España? Todas los detalles, en el vídeo.

La crudeza de la maternidad en prisión

Mariù d'Errico expica en el siguiente vídeo cómo se lleva la maternidad dentro de la cárcel y cómo viven los niños, que "saben que están encerrados".