Náyade, una profesora valenciana, cuenta en un hilo en Twitter cómo ha conseguido que sus alumnos lean más, después de que estos le dijeran que "leer es un rollo" y que "solo leían por obligación".

 

La docente empezó así lo que denomina una "campaña sutil", porque como maestra, dice, "es su obligación" y porque "leer es fascinante".

 

Así, decidió incentivar a sus alumnos dando ejemplo y llevando su libro electrónico a clase para que los alumnos la viesen leer. Además, se interesó por los gustos de sus alumnos y contó divertidas anécdotas sobre algunos libros que podrían interesarles.

 

Y la "sutil campaña" surtió efecto, pues sus alumnos empezaron entonces a pedirle libros. Además, cuenta en Twitter que una madre le ha llamado para decirle "que su hijo no para de pedir un eBook".

 

Este hilo de Twitter se ha hecho viral con miles de 'retweets' y de 'me gusta'. Una idea que bien podría inspirar a más profesores españoles para que los niños lean fuera de la escuela.