Según el Barómetro Control 2017, una encuesta online que encarga la conocida marca de preservativos, en España de media se pierde la virginidad con 17,7 años. Además, según este estudio, las chicas comienzan antes: en el caso de ellas, casi la mitad (49,3%) tuvo su primera relación entre los 14 y los 17 años, un porcentaje que cae al 43% en los hombres.

Esta encuesta anual, que recoge datos de 2.000 jóvenes españoles, hombres y mujeres, de entre 18 y 35 años y de todas las comunidades autónomas, nos muestra también los canarios y las canarias son los más adelantados a la hora de iniciarse en el sexo: en el archipiélago se pierde la virginidad a los 17,3 años.

En cambio, en Navarra y Murcia se lo piensan un año más (siempre de media, que nadie se ofenda) y no tienen sexo hasta los 18,3 años. Estas dos, junto a Baleares, son las regiones más tardías en estos inicios.

Perder la virginidad es un asunto de gran importancia para los chicos y chicas adolescentes; en el caso de sus madres y padres adquiere el nivel de quebradero de cabeza. Los tiempos siguen cambiando y casi todos los años baja un poquito más la media de edad en la que tenemos la primera relación sexual completa.

En los últimos 14 años la edad ha bajado algo más de un año: la ‘Encuesta de salud y hábitos sexuales’ del Instituto Nacional de Estadística establecía que los hombres iniciaban sus relaciones sexuales con 18,1 años, antes que las mujeres, que lo hacían a los 19,1. Ya en 2009, la Encuesta Nacional de Salud, del Ministerio de Sanidad, arrojaba un descenso en la edad de los hombres y un curioso aumento en el de las mujeres.

Esto es lo que cuentan personas adultas pero jóvenes, un rango de edad que comprende tanto a Millenials como a la Generación Z. Pero, ¿qué pasa cuando hablan los teenagers? Ante todo, no cabe asustarse. La edad de inicio es cada vez menor, pero en 2014 el 64,4% de los jóvenes de entre 15 y 18 años aún no había mantenido relaciones sexuales coitales. Y en este caso, los que empiezan antes son los chicos.

Del 35,6% restante, el porcentaje de chicos que dice haber mantenido relaciones sexuales coitales es algo superior (36,9%) que el de las chicas (34,3%). Son datos del estudio Health Behaviour in School-aged Children (conductas saludables de los jóvenes escolarizados), liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que recoge datos de más de 40 países.

Las diferencias entre sexos hay que ponerlas en cierta cuarentena, debido a que los chicos son más proclives a informar de sus relaciones sexuales que las chicas, indica el propio estudio. En conjunto, los datos muestran son cada vez más los adolescentes que dicen haber tenido ya relaciones coitales en España.

Cambiando de tema: la edad de inicio puede ser una justificada preocupación para los progenitores de estos adolescentes, pero ¿nos preocupamos de la calidad de las primeras relaciones sexuales?

Aquí hay también una notable diferencia entre sexos. Lo más reciente que sabemos al respecto es de la Encuesta Nacional de Salud de 2009, y en muchos más casos que los hombres, las mujeres (de todas las edades) indicaron que su primera relación sexual fue insatisfactoria y que sintieron dolor, culpa, miedo o tristeza.