Jean Perrin, madre de un bebé de cinco meses, ha denunciado el secuestro de su pequeño el pasado miércoles por parte de una niñera que acababa de contratar en la ciudad de Tapuig, en Filipinas.

La mujer ha explicado que contactó por Facebook con la supuesta niñera, a la que contrató porque le gustó su apariencia y tras pedirle una copia de sus documentos de identificación.

Sin embargo, explica que una semana después de comenzar a trabajar, la mujer desapareció con su bebé: "Me desperté y mi bebé y la niñera se habían ido".

Tras acudir a la policía, los agentes descubrieron que su identificación era falsa y descubrieron unas imágenes de una cámara de seguridad que mostraba a la mujer marchándose con el pequeño.

 

Finalmente, y tras virilizarse el vídeo, la supuesta secuestradora apareció con el bebé alegando que todo había sido un malentendido. Admitió que no había pedido permiso para llevarse al pequeño y señaló que lo hizo porque tenía que hacer un recado en un centro comercial.

Además, apuntó que cuando vio el vídeo en los medios de comunicación entró en pánico y se escondió. A pesar de su versión, los padres no creen a la mujer y han pedido a la policía que se investigue el caso.