El incendio originado en la tarde de este martes en el municipio malagueño de Casares ha propiciado el desalojo, de forma preventiva, de las viviendas de la zona de Celima, que, en su mayoría, se trata de segundas residencias, sumándose estas a las cuatro viviendas desalojadas ya en la zona de Arroyo Hondo. En este sentido, se ha habilitado la Casa de la Juventud como albergue, por si fuera preciso alojar a familias, según ha confirmado el servicio de emergencias 112.

Un total de 120 bomberos forestales trabajan dentro del dispositivo desplegado por el plan de prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía (Plan Infoca) para combatir el fuego originado en una zona de pinar del paraje de Sierra Crestellina, en la zona de La Arquita, que ha propiciado que la delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, haya activado el nivel 1 del Plan de Emergencias.

Según señala el Infoca en su cuenta de Twitter, a los 120 bomberos se une el subdirector del Centro Operativo Provincial, seis técnicos de operaciones, cuatro agentes de medio ambiente, siete vehículos autobombas, una Unidad Médica de Incendios Forestales y una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones.

 

Las pronunciadas pendientes y vientos de 25km/h "no ayudan a la estabilización del fuego", según el Infoca. El incendio ha provocado que los operativos de emergencia desplazados hasta el lugar evacúen de forma preventiva varias viviendas de la zona, sin que haya habido que lamentar daños personales.

El nivel 1 se decreta en aquellos incendios que, pudiendo ser controlados con los medios de extinción previstos en el plan, se prevé por su posible evolución la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes.